Andalucía

Un tesorero del SAT en Sevilla busca sede y apoyos para crear una Academia Andaluza de la Lengua

Han solicitado la cesión de la iglesia de San Hermenegildo, un BIC en desuso que fue sede del Parlamento andaluz

Los impulsores, que trabajan en una ILP, ya han tenido encuentros con los grupos parlamentarios de PSOE y Cs

Jóvenes filólogos impulsan la creación de la Academia Andaluza de la Lengua - FOTO: R. RUZ | VÍDEO: A. PERIÁÑEZ

Con una hoja de ruta perfectamente planificada para su puesta en marcha pero con unas funciones aún por concretar se ha dado a conocer una iniciativa que pretende fraguar en la creación de una Academia Andaluza de la Lengua. La idea surge a principios de este pasado mes de marzo impulsada por dos jóvenes sevillanos, la licenciada en Filología Hispánica, Laura Velasco, de 27 años y el titulado en Filología Inglesa de 34 años Ángel Velasco, quien actualmente es responsable de finanzas del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en la Unión Local de Sevilla y que llegó a ser responsable de las cuentas del sindicato en uno de sus principales bastiones, la provincia de Sevilla.

De este modo, uno de los tesoreros del sindicato cuyos principales dirigentes han ido dando el salto a la política integrándose en Podemos –como el caso de su histórico portavoz Diego Cañamero o la parlamentaria andaluza Mari García, entre otros– se encuentra trabajando en el surgimiento de la Academia Andaluza de la Lengua, una plataforma en defensa del «andaluz» y sus diferentes hablas que buscaría «llevar a cabo las políticas o iniciativas recogidas en el Estatuto de Autonomía en relación a la conciencia de nuestra identidad y cultura a través del conocimiento, investigación y difusión de nuestro patrimonio lingüístico».

Laura Morales y Ángel Velasco prentenden crear la Academia Andaluza de la Lengua
Laura Morales y Ángel Velasco prentenden crear la Academia Andaluza de la Lengua- R. RUZ

Tal objetivo se conseguiría mediante la creación de «las herramientas y los proyectos necesarios para la defensa y prestigio de nuestras hablas a través de su estudio y promoción» entendiendo que una Academia Andaluza de la Lengua sería, en sí misma, «la mejor y más oportuna herramienta para llevar a cabo de manera permanente uno de los objetivos de nuestro autogobierno».

De este modo se dio a conocer hace semanas una iniciativa que pasó ciertamente desapercibida en un primer momento, pero que cobra relevancia a raíz de la reciente polémica surgida tras la presentación en la propia sede sevillana del SAT de la traducción de «El Principito» a «lengua andalusa» creada por otro miembro del sindicato jornalero, de manifiestas reivindicaciones nacionalistas. Si bien ambas propuestas no guardan mayor relación que la sindicación de sus promotores con el SAT y su supuesta defensa del habla andaluza, es reseñable que los pasos firmes dados en pro de la Academia Andaluza de la Lengua invitan a conocerla más a fondo ¿Cómo se financiaría? ¿Qué medidas concretas llevaría a cabo? ¿Qué papel juega la política en todo ello?

En un encuentro mantenido con ABC esta semana, sus jóvenes promotores apuntan a que uno de los primeros pasos dados por la plataforma fue solicitar de manera formal una reunión con los responsables de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla para reivindicar la cesión de un emblemático edificio del Casco Histórico de la capital andaluza. Se trata de la iglesia del antiguo convento de San Hermenegildo, de propiedad municipal y actualmente desacralizada y sin uso. Se trata de un inmueble protegido como Bien de Interés Cultural (BIC) desde hace casi 60 años que está emplazado en la céntrica plaza de la Concordia, entre las célebres plaza del Duque y de la Gavidia.

El filólogo Ángel Velasco
El filólogo Ángel Velasco- ROCÍO RUZ

No es una solicitud caprichosa, desde el punto de vista del simbolismo histórico de un inmueble que llegó a ser sede del Parlamento de Andalucía desde diciembre de 1985 a febrero de 1992. El propio Velasco manifiesta que «necesitan un espacio que tenga un porte de Academia». «No nos serviría dar charlas en la calle o en centros cívicos, ni tampoco contar con un local en un bajo porque eso le quitaría seriedad a nuestra iniciativa. Porque si lo que queremos es luchar contra los prejuicios la gente tiene que tomarte en serio», sentencia.

Aún sin recibir fecha ni respuesta concreta por parte de las autoridades locales, los precursores de esta Academia Andaluza de la Lengua han mantenido su firme apuesta por el proyecto. Así, ya está redactado un primer borrador para una pretendida Iniciativa Legaslativa Popular que, tras la preceptiva recogida de 40.000 firmas, permita dar respaldo legal e institucional a la Academia Andaluza de la Lengua en caso de ser aprobada por el Parlamento andaluz. Aunque la recogida de estos apoyos populares aún no ha arrancado, si lo han hecho sus encuentros con los partidos políticos. En concreto han sido Ciudadanos y el PSOE quienes tras reunirse con Laura Morales y Ángel Velasco ya han mostrado su «voluntad de apoyar» la iniciativa, según relatan a ABC sus propios impulsores.

Sobre la financiación de la Academia

Así, contando con esta «positiva» toma de contacto con los partidos que tras su acuerdo de investidura sostienen al actual gobierno andaluz, y del presumible interés de Podemos e Izquierda Unida por respaldar este tipo de iniciativas populares –y más aún entrañando tal componente ideológico–, el que es uno de los titulares de las cuentas bancarias del SAT en Sevilla apunta que no les gustaría que «ningún partido se adueñara de la iniciativa», sino que todos «presentaran y votaran conjuntamente» la propuesta de crear una Academia Andaluza de la Lengua. Poco menos que la aprobación unánime del respaldo legal y el compromiso de mantener una institución que surge de manera particular y que buscaría ser «autónoma» de los poderes públicos

Los costos básicos de la Academia formarían parte de los presupuestos autonómicos y los demás se canalizarían a través de una fundación pública

En la propuesta de ILP estaría incluido un «plan de financiación» por parte de las administraciones públicas que «sería mínimo». Lo fundamental para «mantener un equipo de secretaría, una seguridad y el alquiler o el pago del IBI de la posible sede», apuntan sus promotores. De este modo, en el borrador de la ILP que han hecho llegar a ABC se apunta a que «los costos básicos de la Academia formen parte de los presupuestos autonómicos», mientras que «todos los demás gastos derivados de la actividad o crecimiento de la Academia se canalizarían a través de una fundación pública vinculada con el objeto de captar financiación pública y privada»

En este sentido, la propuesta buscaría «autogestionarse» para «no costarle más dinero a la Junta» en estos momentos de apreturas económicas. Por ello, se buscaría implicar a la sociedad civil en la defensa del andaluz porque eso le permitiría contar con «autonomía» ya que la intención de sus debates serían puramente «lingüísticos» y alejados de todo componente político. Tampoco se descartarían otras medidas para recaudar dinero, como iniciativas de «crowdfounding» o la organización de eventos de carácter cultural, social o deportivo.

El grupo motor asegura contar con unos cien voluntarios dispuestos a apoyar las iniciativas de una plataforma que perseguiría la «dignificación» del andaluz y la eliminación de los prejuicios que tenemos los andaluces por nuestra forma de hablar. Lo haría a raíz de acciones de «movilización social» que, aún estando por concretar, pasarían por impartir charlas, realizar talleres e incluso organizar carreras populares entre diferentes puntos de la región tal y como «se hace en Irlanda para reivindicar el uso del gaélico».

Toda la actualidad en portada

comentarios