Examen de un proceso de oposiciones
Examen de un proceso de oposiciones - ABC

El «truco» de las 32.800 plazas que ha anunciado la Junta de Andalucía para oposición

La consejera de Hacienda María Jesús Montero adelantó este lunes la convocatoria de un proceso extraordinario de acceso a la función pública

SEVILLAActualizado:

Las algo más de 32.800 plazas de empleo público que anunció este lunes pasado la Consejería de Hacienda esconden un «truco»: ya tienen dueño. O, al menos, quien las guarda en espera de que salgan a pública oposición. El proceso extraordinario que se abre este año y que debe durar hasta 2020 busca dotar con más de 30.000 funcionarios en Andalucía es, en realidad, el cumplimiento a un mandato que obliga a las administraciones a reducir el nivel de temporalidad de sus trabajadores. Son plazas a las que puede acceder cualquiera, pero en las que ya hay alguien ejerciendo las funciones y que, si no saca su puesto, perderá el trabajo.

La cuestión es que Andalucía tiene una tasa de temporalidad muy alta entre sus trabajadores públicos. Un acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos supuso que las administraciones del Estado deben reducir el número de interinos y personal laboral y sacar a concurso esas plazas.

Con ese acuerdo en la mano y la alta temporalidad en la administración andaluza se entiende mejor este proceso extraordinario. De hecho, advierten fuentes sindicales, son puestos en los que ya hay alguien trabajando. Un interino o laboral que ve ahora cómo su plaza sale a concurso y que debe luchar por ella junto con quienes se preparen esas oposiciones.

Uno de los puntos que aún son un misterio dentro de este proceso es saber si justo esas personas que ya ocupan las plazas que salen a concurso tendrán alguna ventaja a la hora de examinarse. Desde las centrales sindicales se había propuesto que contasen con puntos extra que valorasen su experiencia, pero no hay nada cerrado aún.

Por el momento, lo que se sabe de este proceso es que es una condición del Estado para que la Junta reduzca su temporalidad y, además, que puede que en el desarrollo de la normativa se dote de puntos extra a los interinos y laborales que concurran a las oposiciones.