Atlético

Un recuerdo o un objeto del Vicente Calderón para todos

Asientos, césped, redes, banderines, los claveles de Pantic... Las peticiones de los socios y otros clubes desbordan al Atlético

Un recuerdo o un objeto del Vicente Calderón para todos
JOSÉ CARLOS CARABIAS - Actualizado: Guardado en: Atlético de Madrid

Aunque el futuro y el progreso indican lo contrario, a las gentes del Atlético les cuesta abandonar para siempre el Vicente Calderón. Se les hace un nudo imaginar las tardes de domingo sin los rincones de su vida. El banderín del córner con el ramo de flores dedicado a Pantic, los asientos azules de las gradas bajas y las butacas en rojo y blanco verticales de las tribunas superiores, los marcadores de la esquina de la M30 siempre atiborrados de publicidad, la cubierta de los banquillos donde Simeone tatuó «juega cada partido como si fuera el último», la red rojiblanca de las porterías... Después de 50 años de vida, el Vicente Calderón se despedirá el próximo 28 de mayo en un partido contra una seleción mundial, al que han sido convocadas cientos de viejas glorias del club. Antes de eso, la entidad se encuentra desbordada por las peticiones de socios abonados, simpatizantes y otros clubes de Madrid, que reclaman un objeto de recuerdo del viejo Calderón.

En el último partido de la Champions, la eliminación contra el Real Madrid, la barbarie acampó en el estadio. Muchos aficionados, en especial del fondo sur, arrancaron los asientos y se los llevaron a casa. Aunque no todos eran objetos de culto: hubo aficionados que pusieron a la venta las butacas tanto en wallapop como en milanuncios.

Un registro para los asientos

El Atlético reaccionó con celeridad y solvencia. Para evitar semejante expolio, ha organizado un registro en su web en el que los abonados que se inscriban previamente podrán visitar el estadio por última vez y recoger su asiento a finales de año, cuando se supone cerrará para siempre el Manzanares.

La entidad colchonera quiere premiar en primer lugar y antes que a nadie a sus socios, «para conservar un recuerdo inolvidable de las citas históricas». Durante el último partido de Liga, ante el Athletic el domingo, los seguidores podrán llevarse almohadillas conmemorativas por dos euros. Y aunque no se ha definido la manera, el Atlético también tiene previsto poner a disposición de sus hinchas el césped, las redes, los banderines y otras piezas del estadio. Hace tres años, después de ganar la Liga 2014, ya vendió trozos de hierba según tamaños: a 9,95, 24 y 95 euros.

En esta atmósfera de nostalgia, varios clubes madrileños de las categorías modestas han solicitado una porción del pastel. El Torrejón del Rey, el Adarve, el Aravaca, el Villaverde, el Alcalá o el Barajas han hecho llegar su petición a los dirigentes de la entidad para obtener algún fetiche del Calderón que luego puedan subastar para conseguir ingresos. Los más necesitados piden por su supervicencia.

Una fiesta culminará esta despedida del Vicente Calderón el próximo 28 de mayo. El Atlético jugará un partido contra una selección mundial de estrellas y en el acto intervendrán exfutbolistas que dejaron huella. Están confirmados, entre otros muchos que también lo harán, Luiz Pereira, Votava, Rubio, Solozábal, Gabi Moya, Biagini, Juan Carlos, Lardín, Salva, García Calvo, Colsa, Pernía, Juanito, Forlán, Julio Salinas, Pedraza, Manolo, Alfaro, Patxi Ferreira, Toni, Movilla, Luque, Contra, Ujfalusi, Vizcaíno, Mendonça, Irureta, Ovejero, Melo, Leal, Heredia, Ayala o Leivinha.

Toda la actualidad en portada

comentarios