Contenido Promocionado

Compartir

La planificación del transporte ferroviario es un problema complejo. Habitualmente se acomete de forma secuencial, es decir: se aborda consecutivamente el diseño de la red de infraestructuras, el recorrido de las líneas por dicha red y sus frecuencias, así como la determinación de los horarios (tiempos de salida y llegada de los trenes a las estaciones y en su caso, en redes densas, la secuenciación de las unidades a fin de evitar conflictos). Por si esto fuera poco, además, está la gestión del material rodante, el establecimiento de turnos para los conductores o tripulaciones, dependiendo del ámbito, y, por último, la asignación de personal a esos turnos.

 

En este sentido, la Universidad de Sevilla participa en un proyecto, junto a centros de investigación de otros seis países, dedicado a la optimización en la planificación y la optimización de los sistemas de transporte. En este contexto, los profesores David Canca (Universidad de Sevilla) y Eva Barrena (Universidad Pablo de Olavide) han desarrollado un estudio en el que plantean la importancia de una buena localización de los depósitos donde pernoctan los trenes en las redes de cercanías.

 

La estructura secuencial utilizada tradicionalmente en la planificación ferroviaria hace que se pierdan soluciones que podrían ser óptimas. Es por ello que, dentro del proyecto ‘Análisis Estructural de Modelos Matemáticos de Optimización en Localización y Planificación del Transporte’, se acomete una investigación que propone la integración de dos tipos de decisiones a la hora de establecer la gestión de material rodante.

 

vias-tren

 

UN NUEVO PLAN SEMANAL

 

Puesto que al término de los servicios diarios los trenes deben moverse al depósito donde pernoctan y, así, tratar por separado el movimiento de los trenes y la localización de los depósitos, todo esto conlleva en muchos casos que haya un gran número de viajes improductivos. En este trabajo se propone y resuelve un nuevo modelo de optimización que determina simultáneamente el plan semanal de movimiento de trenes y la posición en la red de los depósitos.

 

De esta forma, se minimizan los viajes en vacío a depósitos, que repercuten en el uso de combustible, la congestión de la red ferroviaria y los costes de la red a largo plazo. Además, las soluciones obtenidas equilibran las longitudes de los circuitos semanales realizados por las unidades rodantes, facilitando la construcción de planes rotatorios de mantenimiento.

 

Para más información:

//comunicacion.us.es/node/7249/

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Contenido Promocionado de ABC de Sevilla con CONTENIDO PROMOCIONADO. En su elaboración no ha intervenido la redacción del diario.