Lección ejemplar de un padre

Dona un riñón para salvar la vida de su hijo

- Actualizado: Guardado en: Actualidad

Rafael Sánchez no lo dudo ni un instante. Daba un riñón y lo que hiciera falta para salvar la vida de su hijo, a quien los médicos le diagnosticaron hace algo menos de un año una grave insuficiencia renal crónica, que ponía su vida en peligro. Las alternativas eran el diálisis o el trasplante. Rafael conocía el calvario de las sesiones de diálisis por la enfermedad de su abuela. Quiso que su hijo no pasase por lo mismo y se presentó como candidato para donarle el órgano. Tras varias pruebas médicas y test psicológicos, resultó ser compatible y entró al quirófano de la mano de su hijo. Ahora dice sin razón que su vástago tiene desde entonces «dos fechas de cumpleaños».

Toda la actualidad en portada

comentarios