Cultura

Cultura / málaga

Muere Marifé de Triana, la actriz de la última copla

Día 17/02/2013 - 08.50h
Temas relacionados

Ha fallecido a los 76 años de edad en Benalmádena, tras ser ingresada de urgencia a causa de una grave enfermedad que arrastraba desde hace meses

Marifé de Triana representaba esas coplas desgarradas de la vida misma que se escapaban, como en un teatro sin imáganes físicas pero con proyecciones carnales, rotundas, desgarradas, de la radio de cretona, y María Felisa Martínez López, de Burguillos y de la calle Alfarería del arrabal que le regaló su apellido, la mujer que acaba de morir en Banalmádena, venía a ser su alter ego en el mundo de lo cotidiano, su manager discreta, la mujer que contenía ese torrente del escenario y que le dio los mimbres, los sillares de una torre de arena, para ser ejemplar, para mantener el arte a salvo de los vaivenes de los colorines más estruendosos y de los escándalos más patéticos.

No queda ya ninguna, casi ninguna, de esas artistas de frontera entre la vida pública y la privada.

María Felisa Martínez López, Marifé de Triana, ha muerto a los 76 años de edad en la malagueña Benalmádena, donde vivía desde hace más de dos décadas, tras ser ingresada de urgencia a causa de una grave enfermedad que arrastraba desde hace meses. Ha cogido de sorpresa a muchos esta marcha silenciosa de la mujer que fue artista desde chica, desde que canturreó una coplilla en casa del señor Lombardía, donde acompañó a su hermana mayor, bordadora y costurera, a zurcir unas cortinas. Eso fue en Madrid, donde la familia, tras perder al padre, se había trasladado en aquella posguerra de miserias y estrecheces que parecía eterna.

Aquel señor Lombardía, admirado del cante de la niña, fue su primer valedor ante el locutor David Cubedo, de Radio Nacional de España, que la bautizó con su nombre artístico y la colocó en la pista de salida para empezar a recorrer aquella España que necesitaba paliar sus penas con las tristezas y alegrías de las coplas, que ponían, negro sobre blanco, voz y música, novelas dramáticas en pocos minutos, sólo un poco más dramáticas, sólo un poco más felices, que la realidad.

"Teatrillos de feria" que siempre llevaría en su corazón. Así se lo dijo a Manuel Román, autor de una auténtica enciclopedia "Memoria de la copla", porque Marifé recorrió España, de Galicia a las Hurdes extremeña pasando por Melilla y Tetuán, ocho funciones algunos días, y dieciséis años de vida, sólo dieciséis. Así hasta llegar "Torre de arena", esa copla de Llabrés, Sarmiento y Gordillo, que llevaría pegada a su nombre y a su voz toda la vida.

Después llegaría "La Loba", otra de sus grandísimas creaciones, y convertiría en suya, por derecho de interpretación, la eterna "María de La O" cuando grabó éxitos de otras grandes, sin olvidar "¡Ay, Mari Cruz!", que fue censurada con las tijeras de la época para evitar las tentaciones de los besos de Rafael de León que quemaban en la boca, y ahí queda también "En la encrucijada", grabada en los años ochenta, otra de sus impagables coplas.

Perdida su gran capacidad interpretativa para el cine, rodó dos películas: "Un canto para ti" y "Bajo el cielo andaluz", Marifé de Triana grabó su último disco a principios del 2000, apareciendo en muy contadas y especiales ocasiones en televisión, las últimas en el programa "Se llama copla", de Canal Sur, en apoyo y búsqueda de nuevos valores de un género que perdió fuelle y reconocimiento durante muchos años por un equivocado marchamo franquista que lo sumió en el más injusto ostracismo.

Descanse en paz María Felisa Martínez López. Viva siempre Marifé de Triana.

Condolencias del presidente de la Junta

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue abcdesevilla en...

Lo ?ltimo...

Hoy en TV

Programación Televisión

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.