Fotografía de Gervasio Sánchez, una de las obras que expuestas en «PHES "La fotografía española se solidariza"»
Fotografía de Gervasio Sánchez, una de las obras que expuestas en «PHES "La fotografía española se solidariza"»

Más de 80 fotógrafos se unen contra la guerra de Siria

Estela de Castro decidió organizar una exposición para reflejar la crudeza del conflicto después de ver en las noticias que habían bombardeado el último hospital infantil que quedaba en el país asiático

MADRIDActualizado:

Alberto García Alix, Joan Fontcuberta, Chema Conesa, Ouka Leele, Juan Manuel Castro Prieto, María Espeus, Manuel Outumuro, Leopoldo Pomés... Las obras de hasta 84 fotógrafos españoles con una reconocida trayectoria profesional a sus epaldas están en una exposición solidaria que pretende reflejar el horror de la guerra.

La muestra «PHES "La fotografía española se solidariza"» es «una iniciativa única». Por primera vez, y hasta el próximo 27 de abril, todas las obras de estos artistas se exponen de forma conjunta. Se hace en el Centro Universitario de Artes TAI; un lugar en el que la organizadora del proyecto, la fotógrafa Estela de Castro, ejerce como profesora.

La joven ya había retratado a estos profesionales por un proyecto personal y, un día, tras ver las noticias de la guerra en Siria y la destrucción de un centro médico para niños, decidió que tenía que hacer algo. «En noviembre vi unas imágenes que me paralizaron durante horas, habían bombardeado el último hospital infantil que quedaba en Siria. En el telediario pude ver a dos bebés dentro de sus incubadoras; estaban destrozadas. Los bebés no habían muerto, pero estaban heridos. Esa tarde me llamo mi amigo Juan, le dije que necesitaba hacer algo por ellos. Me dijo que contara con él. Pensé que lo mejor que podía hacer era utilizar la fotografía, mi mayor arma para luchar contra la barbarie, la injusticia, la violencia y la indiferencia de los que nos gobiernan», ha explicado De Castro.

Los 84 fotógrafos —o sus familias en el caso de los ya han fallecido— han donado una de sus obras de manera desinteresada. Los beneficios de la exposición se repartirán entre cuatro oenegés que también tienen «una historia muy especial»: se trata de proyectos individuales que apoyan causas como los refugiados sirios, los rescates en el Mar Mediterráneo, los seres humanos y animales que sufren en Alepo, o los residentes en los campos de refugiados en Grecia.