Los Reyes posan con algunos de los premiados, ayer en Cuenca
Los Reyes posan con algunos de los premiados, ayer en Cuenca - EFE

El Rey rinde tributo «al genio creador del pueblo español» en la entrega de los premios Nacionales

La actriz Concha Velasco y el ganadero Victorino Martín, entre los premiados

Actualizado:

Los Reyes entregaron ayer en la Catedral de Santa María y San Julián de Cuenca los Premios Nacionales de Cultura, unos galardones con los que «los españoles rendimos tributo al talento, pero también al esfuerzo» de los creadores, afirmó Don Felipe. «Sois una parte esencial del orgullo, la confianza y la fortaleza de España», dijo el Rey a los premiados, entre los que había pensadores, escritores, bailarines, pintores, poetas, músicos, actores, artistas de circo, fotógrafos y diseñadores.

Entre los galardonados de esta edición, se encontraban la actriz Concha Velasco, el ganadero de toros de lidia Victorino Martín, los músicos Antoni Parera y Juanjo Mena, el académico de la Real de Historia Feliciano Barrios, la coreógrafa y bailarina Sol Picó, los escritores Josep María Esquirol, Lola Blasco, Alejandro Palomas, Cristina Fernández Cubas y Ángeles Mora, y el programa de televisión El Hormiguero.

Cohesión y unidad

Tras entregar los 28 premios, dotados en su mayoría con 20.000 o 30.000 euros cada uno, el Rey elogió «el genio creador del pueblo español, un pueblo que durante siglos ha podido exhibir ante el mundo el talento y la genialidad de sus artistas». Y es que la cultura «cuando se manifiesta en libertad y con honestidad, actúa como un poderoso aglutinador de nuestra identidad» y contribuye «a la cohesión y la unidad de nuestra sociedad».

Ante los 200 invitados que asistieron a la ceremonia, Don Felipe manifestó su «profunda admiración» por los artistas y destacó las «dos caras de la moneda del duro oficio artístico», porque «sabemos que no es suficiente la genialidad», sino que «es necesario igualmente dedicar enormes esfuerzos para alcanzar la mayor calidad en vuestras obras».

Industria de vanguardia

Durante su intervención, el Rey elogió la catedral, «que además de templo alzado para la fe cristiana, es también un símbolo de la riqueza de nuestro patrimonio histórico y artístico». Asimismo, destacó que la obra artística, además de un valor intangible «constituye una fuente de riqueza que es también económica, tangible» y amplifica las oportunidades de crecimiento y de empleo al «promover una industria cultural de vanguardia que es auténtica referencia en todas las latitudes».

Don Felipe cerró la ceremonia, en la que también intervinieron el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal; el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; la actriz Concha Velasco, en nombre de los premiados, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.