Detalle de la escultura «Reloj blando», de Dalí
Detalle de la escultura «Reloj blando», de Dalí - ABC
SUBASTAS

Bronces de Dalí, el plato fuerte de la primera puja de Isbilya en Madrid

La casa de subastas sevillana presenta 1.205 lotes con obras de arte y joyas

SEVILLAActualizado:

El propietario Isbilya, José Muñoz, afronta los días 25 y 26 de octubre uno de los mayores retos profesionales desde que abrió su casa de subastas hace cuatro años: su primera puja en Madrid. «Es el momento de dar el salto, donde hay más salas de subastas y el mercado es un poco distinto. Tenemos mucha experiencia y hemos tenido suerte con los lotes, que son muy buenos. Tenemos clientes en Madrid y era la hora de hacer una subasta para que estemos más referenciados», explica.

Las piezas, que suman un total de 1.205 lotes, se expondrán desde el 13 de octubre en un inmueble del madrileño barrio de Salamanca. Entre ellas, destaca la mayor selección de esculturas de Dalí que ha salido a subasta en los últimos años, que conforman la colección Clot, copuesta de una treintena de obras en bronce realizadas en los años 70, entre las que destacan dos que superan los dos metros de alto: «Reloj blando» y «La Venus de los neumáticos», que parten ambas con precios de salida de 125.000 euros.

Era el momento de dar el salto a Madrid, por la experiencia de estos años y por la calidad de los lotesJosé Muñoz

Junto a las obras de Dalí también hay que reseñar una amplia selección de arte que abarca desde el siglo XV hasta la actualidad. Entre las obras que parten con un precio más alto sobresalen: «Bodegón con gran frutero y aves de caza colgadas», de Juan Van der Hamen, con un precio de salida de 100.000 euros; una pareja de retratos de los condes de Peñaflorida, del pintor barroco madrileño Claudio Coello, por 50.000 euros; y un «San Marcos» realizado por el círculo de José Ribera «El Españoleto», que parte de 14.000 euros.

Entre las obras de artistas contemporáneos se encuentra «Animal amb tres pixerades», de Miquel Barceló, que parte con un precio de 2.800 euros, pero también hay obras de Rafael Canogar, Antoni Tapiès, Joan Miró y Luis Gordillo, entre otros.

Exposición de bodegones

En paralelo a la subasta, Isbilya organiza también en la misma sala una exposición de bodegones del siglo de Oro, titulada «Calma y quietud» y que presenta 20 obras entre las que se encuentran algunas de firmas tan reconocidas, como las de Antonio Ponce, Bernardo Germán Llorente, Gabriel de la Corte, Francisco Barrera, Mateo Cerezo, Pedro de Camprobín, Juan de Arellano y Tomás Yepes. De estos tres últimos se muestran varias obras, entre ellas, algunas tan destacadas como «Frutero con melocotones, peras y cerezas», de Camprobín; «Florero en un jarrón de vidrio», de De Arellano; y «Florero en un jarrón en bronce dorado con cerezas, madroños y almendras en una mesa», de Yepes.

Tanto la subasta como la muestra de bodegones, explica Muñoz, son una forma de responder a la «alta demanda» de sus clientes de madrileños, ya que Isbilya recibe, además de Sevilla, «mucha puja a nivel nacional e internacional, pues recibimos ofertas de Francia, Inglaterra, México...».

En ese sentido, el propietario de Isbilya destaca, además, que los lotes salen a precios «muy atractivos» y que un comprador puede conseguir «una ganga en el transcurso de la subasta. Puedes coger el catálogo y encontrar un bonito grabado por ciento veinte euros. No hace falta tener mucho dinero, lo que hay que tener es buen gusto».