EXPOSICI√ďN

Cajasol muestra la modernidad de la Expo 92

Obras de arte, vídeos imágenes... tratan de explicar en la Sala Murillo por qué 1992 fue un año icónico

Julio Cuesta, Rafael Jurado, Juan Espadas, Antonio Pulido y √ďscar Fern√°ndez, ayer en la inauguraci√≥n
Julio Cuesta, Rafael Jurado, Juan Espadas, Antonio Pulido y √ďscar Fern√°ndez, ayer en la inauguraci√≥n - JUAN FLORES

La conmemoración de los XXV años de la celebración de la Expo 92 está dando para mucho en Sevilla, donde se llevan organizando este año un abanico de actividades que se han centrado, sobre todo, en la mirada nostálgica a la ciudad que se transformó con la exposición universal. Menos abundantes han sido las lecturas que han tratado de ofrecer una mirada crítica o reflexionar sobre algún aspecto que pudiera ofrecer algún nuevo punto de vista sobre los fenómenos sociales o culturales asociados a la Expo.

Esta segunda premisa anima la exposición «¡¿Éramos tan modernos?!», que ayer se inauguró en la Sala Murillo de la Fundación Cajasol y que, hasta el próximo 3 de septiembre, pretende reflexionar sobre lo que se entendía como modernidad en España en 1992 y que plantea «una mirada a las ideas conceptos y fenómenos culturales y sociales que hicieron del 92 un año icónico y que formaron parte activa de la exposición universal», según señalan desde Cajasol.

Esta pretensión la dejó muy clara en la presentación de ayer el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, quien aseguró que esta exposición «pretende contribuir al debate sobre uno de los acontecimientos que sin duda han marcado de manera más trascendental la historia reciente de Sevilla, de Andalucía y de España».

De esta forma, la muestra pretende ser «una oportunidad para reflexionar sobre un concepto más complejo, como es el de modernidad», añadió Pulido en la inauguración que presidió junto al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y a la que asistieron también el comisario del XXV aniversario de la Expo 92, Julio Cuesta; el coordinador del proyecto expositivo, Rafael Jurado; y el comisario de la exposición, Óscar Fernández.

La muestra, que se divide en varios bloques temáticos, pretende arrojar luz sobre la idea de modernidad que se tenía en España en 1992, un año, recuerdan sus organizadores, en los que el diseño español vivía sus mejores años, mientras que la moda iniciaba su proceso de internacionalización y el cine se consolidaba en los grandes festivales, fenómenos de los que la Expo 92 fue el gran escaparate.

Así, la exposición recoge obras de arte de la época, como la «Macarena Pop», de Manolo Cuervo, o imágenes y maquetas que Gerardo Rueda realizó para las puertas del Pabellón de España, así como grabaciones de la «performance» titulada «Carrying», de Pepe Espaliú. Junto a estas obras, la muestra presenta planos, carteles y guías oficiales de las tres exposiciones universales colombinas —Chicago (1893) y las dos de Sevilla (1929 y 1992), así como fotografías sobre cómo ha cambiado la ciudad urbanísticamente con la llegada de la alta velocidad.

La parte final del recorrido se centra en la visión de creadores actuales sobre la modernidad de 1992, donde se pueden encontrar obras de Manuel Zapata y María Cañas. El documental «Entrevistas a 12 personalidades» ofrece las impresiones sobre el acontecimiento de, entre otros, el arquitecto Antonio Cruz, la fotógrafa Anna Elías, la artista Pilar Albarracín y los modistos Victorio y Lucchino.

Toda la actualidad en portada

comentarios