Una de las pinturas de Gonzalo Sánchez Bernal que forman parte de esta exposición
Una de las pinturas de Gonzalo Sánchez Bernal que forman parte de esta exposición - ABC
ARTE

«Murillo a dos pinceles», una reinterpretación hiperrealista y tenebrista del genio sevillano

La exposición ofrece trabajos de los artistas pileños Manuel Magdaleno y Gonzalo Sánchez Bernal

Actualizado:

Caja Rural del Sur acoge hasta el próximo 16 de marzo la exposición «Murillo a dos pinceles», comisariada por Rocío Mosalves. La muestra pretende acercar al público una reinterpretación de una serie de obras del gran pintor sevillano a través de los pinceles de dos reconocidos artistas nacidos en la localidad de Pilas, Manuel Magdaleno y Gonzalo Sánchez Bernal. En la exhibición se pueden contemplar dos estilos muy diferentes desde el hiperrealismo del primero al tenebrismo simbólico de la obra de Sánchez Bernal. Ambos pintores trabajan técnicas muy diversas como el pastel, el óleo o el acrílico.

Esta exposición forma parte del proyecto cultural «Tras de la sombra de Murillo», diseñado y dirigido por Rocío Monsalves y Ángel Barrios para conmemorar el IV centenario del nacimiento del pintor en Pilas, localidad con la que el artista tenía una gran vinculación, dado que fue el pueblo natal de su esposa, Beatriz de Cabrera. El Ayuntamiento pileño colabora en esta muestra, que pudo verse allí el pasado mes de septiembre.

«Con este proyecto, basado en estudios que hemos realizado desde 2009 hasta la actualidad, intentamos mostrar el legado del pintor, la influencia que tuvo en la producción de artistas del siglo XX y la visión que se tiene de su obra en la actualidad. La pintura del maestro, claramente naturalista, destacaba por el excepcional dibujo, lleno de fluidez y preciosismo, sumado a un original tratamiento de la luz por el suave uso del claroscuro, y por los efectos cromáticos que dejaba con las huellas de su pincel», comenta Monsalves.

Obra de Manuel Magdaleno, más próxima al simbolismo
Obra de Manuel Magdaleno, más próxima al simbolismo - ABC

«Pero en esta exposición quería profundizar sobre la dualidad temática existente en la pintura de Murillo. Por un lado, el Murillo observador de la realidad representado a través de los pasteles de Gonzalo Sánchez, y por otro lado, el Murillo simbólico que mostramos a través de los pinceles de Manuel Magdaleno. El visitante tendrá la oportunidad de conocer la obra de Gonzalo Sánchez, en la que se evidencia la dulzura y la ternura de la obra del pintor sevillano, así como el brillante uso de contrastes de luces y sombras tan característico en la obra del maestro. A través de sus pinturas podemos contemplar un realismo muy particular, propio de Murillo, en el que se otorga una mayor importancia a los rostros de los personajes, dotándolos de un mayor virtuosismo técnico». «Como Murillo -añade Rocío Monsalves-, Gonzalo Sánchez ha retratado a la gente de la calle, concretamente a vecinos del pueblo de Pilas, como podemos ver en La Primavera, El Mendigo o en La familia del pintor, donde retrata a su propia familia inspirándose en la sagrada familia del pajarito».

«Manuel Magdaleno, en cambio, indaga en el lado más simbólico de Murillo, destacando sus pinturas por un marcado estilo tenebrista, muy característico del barroco. Para la realización de sus piezas, el pintor ha tomado como referencia la pintura religiosa en la obra del gran pintor sevillan, y ha examinado los efectos que producen en las personas conceptos e ideas trascendentales asociadas a lo místico como fe o esperanza. Esta asimilación a través de la percepción visual y el efecto psicológico que ellas producen en el espectador es el punto con el que juega el pintor, que parte de la sugestión para la ejecución de sus obras», concluye Rocío Monsalves.

La muestra «Murillo a dos pinceles» se puede contemplar en la sala de exposiciones de Caja Rural del Sur, en la calle Murillo, 2. Hasta el próximo 16 de marzo, en un horario de 11:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:00 horas.