Gonzalo García Pelayo durante el rodaje en la Alameda
Gonzalo García Pelayo durante el rodaje en la Alameda - j. m. serrano
cine y rock

La Alameda se rinde a Triana

García Pelayo rueda en el bulevar una secuencia de «Todo es de color» una «road movie» sobre la banda de Jesús de la Rosa

Actualizado:

Gonzalo García Pelayo acudió ayer a Sevilla, más concretamente a la Alameda de Hércules, a rodar escenas para «Todo es de color» una película que rinde tributo a una banda mítica sevillana: Triana, cuando se cumplen cuarenta años de su debut «El Patio» (1975), piedra angular del rock andaluz. Pero el film no es un documental, ni un «biopic»...sino una «road movie» protagonizada por un grupo de moteros, encabezado por su hermano Javier García Pelayo, en viaje iniciático, como en la referencial «Easy Rider» con la que comparte un espíritu, hacía la música del trío sevillano.

El recorrido comenzó en el cementerio de Villaviciosa de Odón, donde están enterrados Jesús de la Rosa y Juan José Palacios «Tele», y discurre hasta los Caños de Meca, donde vive Eduardo Rodríguez Rodway —el tercer y único miembro vivo del grupo—, para organizar un homenaje a Triana. De por medio quedan escenas con músicos Medina Azahara, Raimundo Amador, Pájaro, Delincuentes, Aljibe, Zaguán, Randy López... y con actores como Natalia Rodríguez, Alfonso Sánchez, Jorge Cadaval, Ken Appledorn...

Motos, velocidad, carreteras, el rock... «Easy Rider es una referencia», reconoce el director, en una película que pretende «traducir en imágenes la música de Triana, que haga sentir lo mismo que cuando se escucha un disco».

La Alameda era el lugar elegido para transmitir la emoción de uno de los temas más famosos de Jesús de la Rosa, «Tu frialdad». La escena es la siguiente: una pareja, donde él es un trasunto del compositor, se besa en un balcón frente a los Hércules para después la cámara enfocar a la base de las columnas donde una multitud de personas, convocadas por Facebook, canta y tararea la canción.

García Pelayo les emplaza a cantarla como el final de «Hey Jude» de The Beatles y «pensando en alguien que habéis amado, pero que no os ha amado a vosotros». Allí, gente de varias generaciones rememoró a Triana, compañeros de generación de Jesús de la Rosa y niños de pocos años junto a sus padres, jóvenes que no habían nacido cuando el grupo estaba activo e, incluso, familiares de Jesús de la Rosa. Porque allí, en la misma base de la columna y en primera fila, cantaban emocionados su hermano, Manuel de la Rosa, junto a sus dos hijas y otra sobrina del cantante. Varias generaciones al son de la música de Triana.