Cultura - Libros

Jerarcas nazis, el origen de la corrupción urbanística en la Costa del Sol

Rafael García presenta este miércoles en Sevilla su novela «El trapero del tiempo» sobre los negocios urbanísticos en los últimos años del franquismo

La novela del farmacéutico malagueño Rafael García Maldonado «El trapero del Tiempo» (Almuzara) sitúa a varios jerarcas nazis en el origen de la corrupción urbanística que surgió en los últimos años del franquismo en la Costa del Sol. Uno de estos jerarcas nazis, Leon Degrelle, figura como personaje de la novela con su nombre y apellido real, mientras que otros, que en la vida real dispusieron de pseudónimos alemanes y españoles con los que trataron de ocultar su vida pasada, inspiran a otros personajes de la novela.

«Murieron con casi 90 años, llevaron una vida cómoda en la Costa del Sol, se hicieron millonarios como promotores inmobiliarios, dieron su nombre a colegios que todavía existen y que siguen llevando sus nombres y, aunque fueron perseguidos por organizaciones judías y por los ingleses, lograron esquivarlos con el apoyo del franquismo», según García Maldonado.

El autor ha seguido los pasos de alguno de ellos, cuya identidad real revelar, hasta comprobar que fue testigo de la entrevista entre Hitler y Franco en Hendaya por sus conocimientos del idioma español. García Maldonado ha asegurado que la actividad de estos antiguos nazis, «junto a la ambición de dirigentes franquistas que consideraban que España era suya porque la habían ganado con las armas», desató unas prácticas en los ámbitos urbanísticos municipales que han pervivido hasta hoy, como el cobro de comisiones por desbloquear proyectos urbanísticos.

  • «La normalidad con la que aludían a la existencia de comisiones urbanísticas»
Esos antiguos «excombatientes«, como se llamaban a sí mismos, se desengañaron con el régimen en los últimos años del franquismo «y empezaron a jugar muy sucio para enriquecerse, con manejos en las Cajas de Ahorro de la época y sobre el suelo protegido«, según el autor. Esa forma de proceder, además de en la Costa del Sol, se dio en el litoral levantino y catalán porque «en el franquismo la corrupción era la norma», según García Maldonado, quien ha entrevistado a alcaldes actuales y antiguos ediles de la Costa del Sol y se ha sorprendido al comprobar la «normalidad» con la que aludían a la existencia de comisiones urbanísticas.

El autor, cuya casa familiar en la Costa del Sol distaba menos de un kilómetro de la que disfrutó Leon Degrelle, ha asegurado que desde niño ha escuchado historias de corrupción relacionadas con «el desastre urbanístico de la Costa del Sol». Según García Maldonado, «El trapero del tiempo» contiene «varias novelas en una», por un lado la narración de «cómo personas que han cometido las mayores barbaridades logran llevar una vida cómoda, mientras que otras que se han portado decentemente lo pasan bastante mal».

Por otra parte, la novela revisa algunos episodios de la Guerra Civil española y del ascenso de Hitler al poder, ya que García Maldonado ha considerado que no se ha contado del todo bien cómo el dirigente alemán cautivó a todo un pueblo y cómo una generación entera «se enamoró« de él y le siguió hasta las últimas consecuencias. Ramón Serrano Suñer, Juan Negrín, Franco y otros personajes históricos figuran en estas páginas junto a otros de ficción como el ministro de Franco Juan Alfonso Gascón, que no existió en la realidad y que en la novela aúna características de varios jefes franquistas.

El título de la novela es un homenaje a Gregorio Marañón, a quien el autor admira y con quien comparte la doble actividad literaria y científica, ya que se definía a sí mismo como «el trapero del tiempo» dando la idea de que no desperdiciaba ni un minuto, y que aprovechaba para escribir incluso en sus desplazamientos en coche, siempre tratando de sacar el mayor rendimiento a su tiempo.

«El trapero del tiempo» será presentada en Sevilla el miércoles por su autor, que estará acompañado por el catedrático de Economía de la Universidad de Sevilla Juan Torres y por el editor David González Romero, según informa Alfredo Valenzuela en EFE.

Toda la actualidad en portada

comentarios