La poeta nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años, posa esta mañana en el Palacio Real de Madrid
La poeta nicaragüense Claribel Alegría, de 93 años, posa esta mañana en el Palacio Real de Madrid - EFE

Claribel Alegría: «Hay mujeres que se merecen el Cervantes, pero se lo dan a hombres que tal vez se lo merecen menos»

La escritora, galardonada con el XXVI premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, ha presentado con motivo del reconocimiento «Aunque dure un instante», una antología que recoge su obra poética desde 1948 hasta la actualidad

Actualizado:

La escritora Claribel Alegría (Nicaragua 1924), galardonada con el XXVI premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, ha presentado, este martes 14 de noviembre en Madrid, con motivo del reconocimiento, «Aunque dure un instante», una antología que recoge su obra poética desde 1948 hasta la actualidad.

«Hay mujeres que se merecen el premio Cervantes, pero se lo dan a hombres que tal vez se lo merecen menos», ha contestado Alegría en rueda de prensa tras ser preguntada por el hecho que tan solo cuatro mujeres hayan recibido el galardón a lo largo de la historia. «Si me lo dan, me desmayo», ha remachado. A su juicio, aunque «se ha mejorado», aún «hay machismo».

«Cuando era joven era espantoso», ha expresado para adelantar que en su discurso de esta tarde, tras recibir el premio, hablará de «cómo era la sociedad cuando ella crecía, de cómo trataban a las mujeres y de cómo muy pocas acababan la secundaria». Así, se ha referido a la escritora Virginia Woolf para señalar que «también hablará» sobre cómo «las mujeres necesitan un cuarto propio para escribir».

En cualquier caso, la nicaragüense se ha mostrado «muy feliz, agradecida y honrada» con «semejante premio como es el Reina Sofía», y ha añadido que para ella «este acto vale muchísimo». «Anda volando por ahí un duende bueno que quería que yo fuera feliz», ha expresado.

En este sentido, y tras siete décadas de producción poética, Alegría, quien define a los poetas César Vallejo y Fernando Pessoa como los dos más «grandes» de la cultura iberoamericana, asegura que «solo mediante la poesía puede expresar lo que siente». «Dicen que mis poemas son transparentes», ha señalado para poner de relieve que su objetivo «siempre» es que «sus lectores le entiendan» para que más tarde «busquen en su sueño».

Amor como salvación

En cuanto a la antología, realizada por la antóloga Eva Guerrero, y editada por la Universidad de Salamanca y Patrimonio Nacional, contiene además una extensa introducción, bibliografía y noticia biográfica, y dos poemas inéditos, manuscritos por la propia poeta, que hablan de la soledad y de la sensación «de un viaje cumplido».

Según Guerrero, el libro presenta una selección «depurada» de la escritora puesto que aparecen escritos «de todos sus poemarios» tratándose de «una muestra de todas sus etapas». «Descartar poemas fue algo muy complicado», ha apostillado.

Para ella, todos los libros de Alegría ahondan en la búsqueda antológica, la presencia de sus raíces e orígenes, el amor por los suyos, el dolor por la humanidad, y «sobre todo», el amor que «siempre salva de la dura humanidad». «Tuvo una vida muy intensa en las letras centroamericanas», ha añadido.

Otra de las características que destaca de la poeta es «su palabra coherente y rigurosa» siempre «mimando» y «buscando» la expresión «precisa». Asimismo, ha recalcado que a pesar de que aparecen temas dramáticos en sus poemas, «siempre está presente la esperanza en ella».

De ahí, añade Guerrero, surge la idea del título de la antología, «Aunque dure un instante», que según ha explicado es también el nombre de uno de sus poemas. «Un poema de amor, pero también un poema a la vida, al instante, y a todo aquello que dejamos pasar en la vida dentro del horror», ha concluido.