Francisco Núñez Roldán vuelve a ambientar su nueva novela en la IIGurra Mundial
Francisco Núñez Roldán vuelve a ambientar su nueva novela en la IIGurra Mundial - JUAN FLORES
NOVELA

Núñez Roldán novela la conjura nazi en el País Vasco

El escritor publica «Pura raza»(Algaida), ambientada durante la IIGuerra Mundial

SEVILLAActualizado:

El proyecto nacionalsocialista de una Europa de los pueblos en plena II Guerra Mundial planea como trama de fondo en «Pura raza»(Algaida), la nueva novela de Francisco Núñez Roldán (Madrid, 1949). De hecho, este escritor vertebra su historia a partir de la aparición en 2000 de un reportaje cinematográfico, «Im Lande der Basken», realizado en 1942 por Herbert Brieger bajo las órdenes del general SS Werner Best, y fruto de los contactos entre un sector del nacionalismo vasco exiliado con los invasores alemanes en Francia.

En una entrevista realizada para ABC, Núñez Roldán, confiesa que la trama de esta historia le vino de la mano de su editor, Miguel Ángel Matellanes:«Él me habló de un tema inédito sobre la Guerra Civil. Me dijo que existía este reportaje y que se descubrió en Berlín en 2000. De ahí se hizo la película “Una esvástica sobre el Bidasoa” (2013). Este documental evidencia el contacto de los nazis con los vascos para ese concepto de esa Europa de las Naciones, más que una Europa dividida entre fronteras».

Sobre la postura que mantuvo Franco en esta época, el escritor afincado en Sevilla asegura que «estaba aliado con los alemanes, pero tampoco se llevaba mal con los franceses e ingleses». «En el País Vasco español y en el francés —prosigue— se produjo una tensión entre los aviadores aliados, y además había una cuestión muy importante como era la vigilancia del hierro que salía de allí. Los alemanes contactaron con el Grupo Nacionalista Vasco exiliado, un sector del PNV. En “Una esvástica sobre el Bidasoa” el exalcalde de San Sebastián, Ramón Labayen, reconoció los contactos con los alemanes. Estos no querían destruir un país como España con Franco como aliado. Sin embargo, el sector del PNV que estaba en el exilio en Inglaterra y en Norteamérica contactaron con los aliados».

Uno de los mayores aciertos de esta novela es la combinación de personajes reales(Eugéne Goyeneche, Antonio Labayen, José Félix de Lequerica) con otrosimaginarios, entre los que destaca un agente inglés. «Los personajes vascos en el exilio son casi todos nombres reales. Los alemanes que salen son también casi todos reales. Sólo he inventado más en la trama humana».

Por otra parte, Núñez Roldán define su obra como «una novela deespionaje y de nacionalismo». «Se muestra la inocencia de que el nacionalismo se asocia con aliados poco convenientes o amistades peligrosas. Por eso la novela subraya esas amistades peligrosas». Esta situación está de plena actualidad, ya que el escritor dice que es perfectamente extrapolable a lo que se está viviendo en estos últimos tiempos con Cataluña.

La novela de Núñez Roldán refleja muchos hechos reales, pero siempre captando la atención del lector

Para la escritura de «Pura raza», Núñez Roldán ha hecho un profundo trabajo de documentación:«Me he documentado mucho en textos y en la forma de conocer el espacio. Mi familia paterna es de origen vasco, y aunque mi padre nació en Vitoria, procedemos de San Sebastián. Allí viví dos años y me pateé la ciudad.Se puede decir que he conocido los aspectos mejores y peores de los vascos».

Además, el año pasado viajó con su mujer hasta Bayona, «donde hubo muchos judíos que se exiliaron por la Inquisición y que fueron eliminados durante la IIGuerra Mundial». Igualmente, «he estudiado muchos textos para documentarme, pero siempre he procurado captar la atención del lector con una tensión narrativa constante».

Julio Manuel de la Rosa

Si ha habido un escritor que guardaba una especial amistad con Francisco Núñez Roldán, éste no era otro que el sevillano Julio Manuel de la Rosa, recientemente fallecido.

«Contar con su amistad y las charlas que hemos tenido sobre literatura han sido uno de los grandes privilegios de mi vida. Él sabía mucho de literatura, pero además destacaba por su aspecto humano. Tenía un sentimiento de piedad con todo le mundo».

Asimismo, comenta que De la Rosa era uno de los escritores «menos entregados a las modas. Fue una persona independiente y siempre alejado del poder, como debe estar cualquier intelectual. Nunca estuvo con el franquismo ni con los progres, ni tampoco le mendigó a nadie. Él escribía con un estilo lento, eran novelas líricas y muy descriptivas. Tenía además una gran humanidad y se desvivía por las debilidades de los demás».

Por último, este autor —que fue profesor de instituto durante muchos años impartiendo clases de inglés— afirma que prefiere recurrir a los clásicos más que a los autores actuales. «Me encantan Pessoa, Eça de Queiroz, las novelas de Simenon —no sólo las de Maigret—, Azorín y Baroja y Hemingwhay, entre otros». En cuanto a poesía, admiro a Cernuda y a Gil de Biedma, «que también destacaron por una prosa lúcida y perspicaz», concluye.