El mejor barroco francés suena en el Maestranza con «La princesa de Navarra»
La Orquesta Barroca de Sevilla regresa este domingo al Maestranza - ABC
ópera en concierto

El mejor barroco francés suena en el Maestranza con «La princesa de Navarra»

La Orquesta Barroca de Sevilla recupera esta obra de Rameau, este domingo, con María Espada y Juan Sancho

Actualizado:

El compositor Jean-Philippe Rameau es,junto a Lully, el gran genio del barroco francés. Su talento musical se unió al de Voltaire en una partitura compuesta para celebrar una alianza entre Francia y España, «La princesa de Navarra». Esta obra poco representada se estrena este domingo en el Teatro de la Maestranza, dentro del XXX Festival de Música Antigua de Sevilla (FeMÀS), en una ópera en concierto que contará con la Orquesta Barroca de Sevilla, dirigida por Hervé Niquet, y que dispone de un destacado plantel de cantantes como las sopranos María Espada y Chantal Santo Jeffery, el tenor Juan Sancho y el barítono Marc Labonette. Además, el periodista y actor Jesús Vigorra actuará como narrador.

La Barroca contará esta vez con la dirección de Hervé Niquet, prestigioso director francés y fundador, en el año 1987, de Le Concert Spirituel con el fin de resucitar el repertorio del gran motete francés. Este grupo es uno de los principales en cuanto a la interpretación de música barroca se refiere, habiendo investigado un variado repertorio, desde la música sacra a la sinfonía y la ópera.

Pedro Gandía es el director artístico de la Orquesta Barroca de Sevilla, además de ser uno de los violinistas integrantes de este grupo. Reconoce a ABC que «es una maravilla poder hacer por fin música francesa en el Teatro de la Maestranza con un calibre enorme como el de “La princesa de Navarra”. Rameau, en el siglo XVIII, junto con Lully, en el XVII, son los mejores autores frances barrocos para la orquesta. Es una partitura barroca que no ha sido casi interpretada en los últimos tiempos y en el que colaboró Voltaire en los textos».

Se trata, pues, de una ópera atípica que tiene mucho que ver con las relaciones de Estado entre España y Francia, y el compositor galo la hizo especialmente para celebrar la boda entre el delfín, hijo del rey Luis XV de Francia, con la infanta María Teresa de España, en el año 1745. Se sellaba así la amistad entre ambos países.

Uno de los atractivos principales de esta «Princesa de Navarra» es la participación de la soprano española María Espada, que lleva ya colaborando con la Orquesta Barroca de Sevilla desde hace una década. «Es una suerte que cuenten conmigo y tenemos una relación muy buena», confiesa. En cuanto al hecho de cantar con otros dos cantantes franceses, la cantante extremeña dice que «es enriquecedor para un español hacer música barroca francesa porque no se interpreta demasiado en España y tenemos la oportunidad de aprender al lado de estos cantantes». La cantante interpreta el personaje de una Gracia, un personaje alegórico. «Es un papel muy breve pero a la vez muy explosivo», admite.

Por su parte, el tenor sevillano Juan Sancho, de treinta años, es uno de los cantantes españoles con más proyección internacional dentro del panorama de la música antigua, habiendo colaborado con grupos del prestigio de Les Arts Florissants, dirigido por William Christie. De «La princesa de Navarra» afirma que «en verdad no es una ópera al uso, sino un divertimento para los reyes». Además, añade que «interpreto a cuatro pequeños personajes alegóricos (un guerrero, Corifeo, un francés y un español) que hablan de situaciones muy concretas y que aluden al matrimonio entre el delfín de Francia y la infanta María Teresa de España».

Aparte de su participación con la Orquesta Barroca de Sevilla, el tenor sevillano clausurará el FeMÀS el día 22 colaborando con el grupo Accademia del Piacere.