Alejandro Sanz lanza el disco que grabó en el Vicente Calderón
Alejandro Sanz lanza el disco que grabó en el Vicente Calderón - DE SAN BERNARDO
Música

Alejandro Sanz, Jim James y QTY, los tres discos de la semana para los críticos de ABC

Repasamos los álbumes más llamativos que se publican este viernes 8 de diciembre

Actualizado:123
  1. Alejandro Sanz «Más es más, el concierto»

    El pasado 24 de junio el Vicente Calderón acogió un espectáculo de 300.000 vatios de luz y 80.000 de sonido, después de que 27 tráilers rodearan el estadio durante ocho días de montaje en los que trabajaron más de 1.400 personas. Fue el día que Alejandro Sanz celebró el veinte aniversario de «Más», el disco más vendido en la historia de la música en España. Sobre el escenario, la banda original del tour «Más» del 1998 y la actual formación que acompaña al cantante madrileño.

    Este disco (acompañado de un DVD) documenta todo lo que ocurrió aquella noche, recogiendo fielmente la emoción en el césped y las gradas (los coros del público suenan de fábula), una energía que acompañó al autor de «Corazón partío» en todos sus duetos, que fueron muchísimos. Ideales para una fiesta de cumpleaños, divertidos de ver en directo, pero quizá algo excesivos para un CD. Hay que coger carrerilla para mencionar a todos sus colaboradores: Antonio Carmona, Antonio Orozco, Dani Martín, David Bisbal, India Martínez, Jesse & Joy, Juan Luis Guerra, Juanes, Laura Pausini, Malú, Manuel Carrasco, Miguel Bosé, Miguel Poveda, Niña Pastori, Pablo Alborán, Pablo López, Pastora Soler, Vanesa Martín y Vicente Amigo forman la glamourosa alineación de una pirotécnica secuencia de canciones en el que se acaba echando de menos un poquito del cante solitario de Alejandro, sin distracciones. No fue un concierto cualquiera. Fue más bien como una gala llena de estrellas invitadas. Por eso, los que han visto a Alejandro Sanz en condiciones normales no encontrarán aquí un recuerdo de su experiencia, aunque sí un ameno festival de ídolos del pop dirigidos por el de Pueblo Nuevo. Sin embargo, las 50.000 personas que agotaron en media hora las entradas de aquel recital encontrarán en «Más es más, el concierto» un imprescindible relato audiovisual para mantener toda su gloria y pirotecnia en la memoria. 3 / 5

    NACHO SERRANO

  2. QTY «QTY»

    Bastan sólo unos segundos del mayúsculo single «Rodeo» para intuir que QTY son de NY. Ese vapor de alcantarilla de la Gran Manzana que puede respirarse en las grabaciones de Lou Reed o Television pero también en las de The Strokes, lo impregna todo en el estupendo álbum de debut del nuevo proyecto de Dan Lardner y Alex Niemetz, una pareja que a la vista de los resultados ha hecho muy bien en abandonar las filas de la banda Grand Rapids.

    Producidos por el ex Suede Bernard Butler (cuya mano se va notando más y más a medida que avanza el disco), firman una carta de presentación considerablemente prometedora en la que los clichés del rock neoyorquino son manejados con astucia académica y ejecución callejera. Irresistible imán para sumergirse en los relatos de romanticismo vital («They clipped my wings, the wind felt different since, and ever since I’ve been upset») y descreimiento desesperado («I want salvation, just without any of that God shit») que el dúo escupe en diez temas redondos, sencillos y directos, diez claroscuros emocionales de un clásico paseo por el lado salvaje. 3,5 / 5

    NACHO SERRANO

  3. Jim James «Tribute to 2»

    En ningún momento se planteó Jim James seguir la estela de My Morning Jacket —con acierto, a la vista de los resultados— cuando decidió iniciar su carrera paralela en solitario allá por 2009. Lo hizo con «Tribute To», un epé con temas de George Harrison grabado tras la muerte de este unos años antes. La aventura ahora ha sido mucho más ambiciosa, puesto que el guitarrista, compositor y productor estadounidense ha querido abarcar en la segunda parte de este toda la música popular del siglo XX en sólo 11 versiones.

    Salvo «I’ll Be Your Baby Tonight», de Bob Dylan, y alguna otra excepción, se agradece el esfuerzo de James por reimaginar estos grandes éxitos y por no limitarse al mero plagio. Lo pudimos comprobar con los dos primeros adelantos de este bonito y original disco: «I Just Wasn’t Made for These Times», de los Beach Boys, y la preciosa «The World is Falling Down», de Abbey Lincoln. En algunos casos, véase la famosa «Blue Skies», de Irving Berlin, el guitarrista se atreve a mejorar la original. Y ahora que ya tenemos toda la carne en el asador, podemos confirmarlo: «Tribute To 2» es un sugerente viaje en el tiempo para todos los públicos (seguidores o no de My Morning Jacket), en el que (re)descubriremos desde joyas que se escucharon a principios del siglo pasado —como «Midnight, the Stars and You» y «Love is the Sweetest Thing», de Ray Noble & Al Bowlly— hasta los lanzamientos de Sonny & Cher en los 70 («Baby Don’t Go») o Diane Izzo en los 1990. Llega la Navidad, tiempo de nostalgia... 3 / 5

    ISRAEL VIANA