Antonio Muñoz en la exposición «Murillo y su estela en Sevilla», que acogió el Espacio Santa Clara
Antonio Muñoz en la exposición «Murillo y su estela en Sevilla», que acogió el Espacio Santa Clara - RAÚL DOBLADO
AÑO MURILLO

El Ayuntamiento de Sevilla redobla su apuesta por el Año Murillo

Muñoz lo presenta como el mayor hito desde la Expo y concentra más programación para el último trimestre

SEVILLAActualizado:

Si hay una expresión que define el balance del Ayuntamiento de Sevilla respecto al Año Murillo esa es «gran satisfacción». La empleó el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, en su comparecencia de ayer para valorar las más de 67.000 visitas que ha logrado la exposición «Murillo y su estela en Sevilla» en el Espacio Santa Clara y resumen también su convencimiento sobre que desde la Expo ninguna conmemoración de un artista en la ciudad «ha tenido esa repercusión».

La pretensión del Ayuntamiento es, por tanto, hacer del Año Murillo su gran hito cultural del mandato, a la espera de conseguir dotar a la Fábrica de Artillería de programación y contenidos estables, un compromiso del actual equipo de gobierno para estos cuatro años. Muñoz confiaba meses atrás en tener programación en Artillería a final del pasado enero, pero nada se ha concretado, más allá de la inauguración del feSt el 25 de abril.

Así que a un año de las municipales, el Año Murillo será determinante en el balance cultural del mandato del alcade Juan Espadas, por lo que la Delegación que preside Antonio Muñoz pretende reeditar el éxito de la muestra clausurada el pasado domingo en Santa Clara afinando al máximo con su segunda gran exposición municipal prevista, en esta ocasión sobre la huella del pintor en el arte contemporáneo.

Se trata de la exposición «Aplicación Murillo. Materialismo, charitas y populismos», cuyos comisarios son Luis Martínez Montiel, Pedro G. Romero y Joaquín Vázquez y cuya inauguración prevista para el 1 de julio se va a retrasar hasta el próximo 8 de diciembre, según explicó la directora general del Cultura, Isabel Ojeda.

En ese sentido, señaló que se mantienen, no obstante, para el verano la puesta en marcha por parte de los comisarios de una serie de intervenciones artísticas en diversos espacios de la ciudad.

Cuatro espacios expositivos

Esta reubicación permitirá, de un lado, dar tiempo para que lleguen a Sevilla los numerosos préstamos de instituciones internacionales con los que los comisarios pretenden explorar el relato construido sobre Murillo, que desencadenó su fama y que produjo también su desprestigio entre la vanguardia; y, de otro, recuperar críticamente al pintor desde los valores —caridad, comunidad, afectos—, que la modernidad le había censurado, según había avanzado desde la organización del Año Murillo.

De esta forma, la exposición mostrará obras de Murillo junto a otras piezas contemporáneas, desde las vanguardias al arte actual, según explicó Ojeda, en formatos que van desde la pintura a la videocreación, pasando por la performance y la instalación.

Estas piezas, añadió la directora general de Cultura, se distribuirán en cuatro ubicaciones de la ciudad: el Espacio Santa Clara, el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), el Hospital de la Caridad y el antiguo convento de Santa María de los Reyes.

El traslado de la exposición a diciembre, con una clausura prevista para el puente del 28-F, permitirá al Ayuntamiento también concentrar en el último trimestre del año una atractiva programación en torno al pintor sevillano, que aumente la proyección turística de los meses de otoño, ya de por sí de gran ocupación en la ciudad.

Poco antes de esas fechas, seguirá abierta la exposición de murillos de la Catedral, antes de su clausura el 8 de diciembre, y se inaugurará, el 29 de noviembre, la que está llamada a ser la exposición central de la conmemoración de los 400 años del pintor: «Murillo IV Centenario», la gran antológica de medio centenar de obras maestras que acogerá el Bellas Artes hasta el 17 de marzo. Así, el Año Murillo cierra con una oferta expositiva más amplia y con un abanico de estilos capaz de llegar a públicos más heterogéneos.

Esta actividad se complementará con propuestas de artes escénicas, entre las que destaca el ciclo de 17 conciertos entre el 13 de octubre y el 7 de diciembre en el Espacio Turina, que ha seleccionado el director del Festival de Música Antigua de Sevilla, Fahmi Alqhai, y que traerá a Sevilla intérpretes y agrupaciones de primera línea. Recitales a los que sumará el 8 de diciembre el concierto de clausura de la conmemoración en el Teatro de la Maestranza.

Fundación Cruzcampo

Con esta apretada agenda, el Ayuntamiento redobla la apuesta por el Año Murillo, tras unos meses iniciales que han puesto de relieve el interés que ha despertado la conmemoración dentro y fuera de Sevilla. Un ejemplo de ello es el convenio firmado ayer entre la Fundación Cruzcampo y el Ayuntamiento de Sevilla que convierte a aquella en patrocinadora oficial de la efeméride, colaborando en próximas actividades.

A ello se unen, además, las cifras récord alcanzadas por las exposiciones recientemente clausuradas. Fue el caso, hace una semana, «Murillo y los Capuchinos de Sevilla», que con más de 260.000 visitas se convirtió no solo en la más vista en la historia del Museo de Bellas Artes, sino de la ciudad.

«Murillo y su estela en Sevilla» también ha sido la exposición más vista del Espacio Santa Clara, donde se clausuró el pasado domingo, con un total de 67.111 visitas, según informó ayer el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo.El coste de la exposición ha sido de 750.000 euros, según explicaron ayer desde el Año Murillo