A la derecha, cartel de María Cañas para el festival. A la izquierda, la ilustración de Walter Popp
A la derecha, cartel de María Cañas para el festival. A la izquierda, la ilustración de Walter Popp - ABC
FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA

El director del Festival de Cine afirma que «nadie se puede sentir engañado» con el cartel

«Es una obra coherente con la línea de trabajo de María Cañas, reconocida a nivel internacional», explica José Luis Cienfuegos

SEVILLAActualizado:

La polémica a cuenta del cartel de la decimocuarta edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, realizado por María Cañas, no ha sembrado dudas en la dirección del certamen sobre la fuerza y la calidad de la obra de la artista sevillana, pese a la controversia generada en los últimos días y las acusaciones de plagio. Así lo ha manifestado a ABC el director del certamen, José Luis Cienfuegos, quien negó las acusaciones de plagio y defendió que «nadie puede sentirse engañado» por el cartel, por cuanto es «una obra coherente con la línea de trabajo de una artista reconocida a nivel internacional».

Cienfuegos salía así al paso de la polémica que ha envuelto a la creadora sevillana por un cartel en el que reutilizaba una imagen del ilustrador estadounidense Walter Popp y que combinaba con un trozo de celuloide quemado para reasignarle significado. «Rescato imágenes para traerlas a un contexto diferente y resignificarlas», aseguró días atrás al respecto la propia María Cañas.

De hecho, la artista señaló que sacó a esta heroína de estética pulp de un banco de imágenes en el que se especificaba que este era el titular de las imágenes cedidas, por lo que no se requería ninguna autorización de uso y que no existe obligación de incluir créditos relativos a su procedencia.

El error, quizás, en toda esta historia es que en la rueda de prensa de presentación del cartel no se hubiera señalado que la imagen de la heroína era una apropiación de la ilustración de Walter Popp. «La primera que reconoce eso es María Cañas», explica Cienfuegos.

«La cronología de todo esto está en la web. Ella nos trae un cartel al festival y esa imagen se compone de un fotograma que está quemado y que ella acompaña de una imagen de referencia pulp. Nos dijo que esa figura la había sacado de las redes y que estaba libre de derechos. Nos dijo que no había localizado el autor. De hecho, ella trabajó al principio con la imagen, no con la portada, que encontró semanas después», añade el director del festival.

En ese sentido, Cienfuegos destacó que la posición del festival con toda esta polémica «ha sido de normalidad y la información ha fluido desde el minuto uno. Nos ha interesado mucho el debate que se ha producido, porque por primera vez mucha gente ha oído hablar de apropiacionismos, "found footage".. y ha habido debates absurdos y algunos enriquecedores y de altura, como cuando Ingrid Guardiola, del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona harta de lo que está viendo colgó su tesis doctoral sobre "found footage". Fue un momento mágico».

Por ello, el director del festival no tiene ninguna duda sobre la calidad del trabajo de María Cañas, alguien que «tiene uno de los curriculums más espectaculares de entre los artistas andaluces contemporáneos y que ha sido programada en centros de arte y festivales internacionales de todo el mundo».

En el cartel, sin embargo, incluirán la referencia a que la ilustración es original del artista estadounidense, algo a lo que afirma Cienfuegos no se han sentido «forzados» por la polémica. «Desde el mismo viernes asumíamos desde que salió el nombre del ahora mundialmente conocido Walter Popp que íbamos a incorporar la referencia a los diversos soportes gráficos del festival. No nos sentimos forzados, lo hemos incorporado al discurso desde el principio», explica.