Santi Amodeo rodando una escena en Sevilla junto a Martínez, García Johnsson y Areces
Santi Amodeo rodando una escena en Sevilla junto a Martínez, García Johnsson y Areces - VANESSA NÚÑEZ
RODAJE

Dobles vidas y lujo marbellí: lo nuevo de Santi Amodeo

El director hispalense rueda «Yo, mi mujer y mi mujer muerta» entre Marbella, Sotogrande, Sevilla y Buenos Aires

SEVILLAActualizado:

Santi Amodeo (Sevilla, 1969) forma parte de la generación que ha ido forjando desde el inicio del siglo el cine andaluz contemporáneo. Como director ha firmado películas seminales como «El Factor Pilgrim» (2000), esta junto a Alberto Rodríguez; apuntaló estilo en «Astronautas» (2003), una de las diez mejores películas europeas de aquel año para la prestigiosa revista «Variety»; y llevó a su terreno una comedia desenfrenada como «¿Quién mató a Bambi?» (2013), entre las diez películas más taquilleras de aquel año.

Su nuevo proyecto, ya en pleno rodaje, se llama «Yo, mi mujer y mi mujer muerta», una historia entre Argentina y España protagonizada por un profesor de aquel país que, al morir su mujer, se niega a incinerarla y arrojar sus cenizas en la Costa del Sol, como era su último deseo.

Punto de partida de un guión con secretos y dobles vidas que muestra también el gran lujo de Marbella, firmado, como es habitual en su cine, por Santi Amodeo, aunque en esta ocasión cuenta con la colaboración de Rafael Cobos, habitual de Alberto Rodríguez.

«Es un gran atractivo mostrar el gran lujo de Marbella y la Costa del Sol, que creo que no se han mostrado bien en el cine, que las ha utilizado como escenario de comedias de grano gordo.Yo en cambio estoy planteando una película que tiene un poco de drama, algo de comedia...», explica el director sevillano, a quien le gusta aplicar a su nueva largometraje el concepto de «Feel Good Movie», con la que se engloban films de Alexander Payne —«Entrecopas» (2004)—, «Pequeña Miss Sunshine» (2006) o la argentina «El hijo de la novia» (2001). «Es una película con elementos autorales, con una fotografía y unas localizaciones geniales. Con ella potencio mi visión del cine».

Encabeza el reparto el argentino Óscar Martínez, que ganó la Copa Volpi del Festival de Venecia en 2016

El largo se sustenta, además, en la solidez y el carisma del argentino Óscar Martínez, que ganó la Copa Volpi al mejor actor en el Festival de Venecia de 2016 por «El ciudadano ilustre», pero que muchos recordarán también en «Relatos salvajes» (2014), y cuya presencia ha contribuido a su distribución en Latinoamérica. «Óscar López eleva el proyecto y le da una proyección internacional que no tendría. Además, es un actor impresionante», explica el realizador.

Areces y García Johnsson

Completan el reparto Carlos Areces, que se mostrará en el film buscando más que el tipo de humor con el que se le asocia una comicidad con un tono más realista; y la actriz criada en Sevilla Ingrid García Johnsson, que encarna a una «de esas chicas guapas de la Costa del Sol a las que le gusta el lujo y que viven en el filo de la navaja».

La película ha finalizado la tercera de las cuatro semanas de rodaje previstas en Andalucía, en las que ha habido localizaciones en Marbella, en Sotogrande y Sevilla, concretamente, en el Real Club Sevilla de Golf. El plan de rodaje se completa con tres semanas más en Buenos Aires.

«En Marbella hemos tomado recursos de la ciudad, aunque casi todo el rodaje se desarrolla en Sotogrande, que incluye el puerto y los yates. Hay un “resort” en la película que hemos construido con localizaciones en Sotogrande, Marbella y Sevilla. El lujo se tiene que notar en esta película y se nota».