Enrique Salaberría en el escenario del Cartuja Center Cite
Enrique Salaberría en el escenario del Cartuja Center Cite - VANESSA GÓMEZ
CARTUJA CENTER CITE

Enrique Salaberría: «Los grandes conciertos y los musicales son la base de nuestra programación»

El fundador y presidente de Smedia avanza las líneas de programación del Cartuja Center Cite, el rebautizado teatro que construyó la SGAE en la Cartuja

SEVILLAActualizado:

Apartir del próximo viernes Sevilla va a contar con un nuevo espacio cultural: el Cartuja Center Cite. Ese es el nombre con el que han bautizado al teatro que construyó la Sociedad General de Autores (SGAE) en la isla de la Cartuja sus nuevos gestores, una unión temporal de empresas formada por Eulen, la Cámara de Comercio y Smedia.

Al frente de esta última, la principal empresa privada de gestión de teatros de España, está Enrique Salaberría, el responsable de la programación del Cartuja Center Cite, al que quiere convertir en uno de los espacios escénicos de referencia en la ciudad.

Para ello cuenta con recinto con unas envidiables condiciones técnicas y acústicas, en el que puede programar musicales y grandes conciertos —el patio de butacas cuenta con 2.000 localidades que en pocos minutos puede transformarse en un foso para 4.000—, pero también conciertos sinfónicos e, incluso, ópera.

La inauguración, el viernes y el sábado, será con una gran gala, «Mujer por mujer», que dirige Pepa Gamboa, con guión de José Luis Ortiz Nuevo y dirección musical del guitarrista flamenco Juan Carlos Romero, y que contará con un elenco con intérpretes de la talla de Esperanza Fernández, Martirio y La Tremendita, entre otras. Será el punto de partida de un espacio, que no renuncia tampoco a acoger congresos y eventos, que aspira a tener actividad 365 días y tener 275.000 usuarios.

¿Por qué un empresario teatral de éxito como usted que gestiona hasta nueve teatros en Madrid se embarca en esta aventura en Sevilla?

Sevilla fue capital del mundo y actualmente es uno de los puntos de creación cultural que hay en España, y que tiene un carácter universal. Hoy no se puede entender la cultura sin pasar por Sevilla, reflejo de todo lo que surge desde la raíz. Madrid recoge las aguas que llegan de toda España, incluidas las de Sevilla, y venir a la fuente es siempre importante.

¿Tienen estudios sobre el espectador sevillano? ¿Es un handicap que se viva tanto en la calle y que cueste mucho meter a un sevillano en un teatro desde abril a octubre?

Fibes creo que ha hecho un gran trabajo en Sevilla en los últimos diez años para la creación de un público, al igual que otros espacios como el Teatro Central. El Cartuja Center Cite es un magnífico teatro en el que pretendemos que se popularice la cultura y el directo, y creo que ese trabajo va a seguir creciendo para que esos meses sean también activos culturalmente hablando. Sevilla tiene casi dos millones de habitantes y hay muchas sevillas y muchas oportunidades. No debemos tener miedo a esos meses y el futuro determinará las oportunidades de cada momento, sin olvidar que la Semana Santa es la Semana Santa, que la Feria es la Feria y que Sevilla es Sevilla.

«Las principales líneas de programación son el entretenimiento, el entretenimiento y el entretenimiento»

¿Cuáles van a ser las principales líneas de programación?

Las principales líneas son el entretenimiento, el entretenimiento y el entretenimiento, que es aquello que persigue el espectador, que bastantes líos tiene ya para ir a un espectáculo a que le torren. El entretenimiento es lo principal en Sevilla, en Madrid y en Nueva York. Queremos hacer en Sevilla un Mulafest —festival de cultura urbana que incluye disciplinas que van del tatuaje a los conciertos— y un Gamergy —el evento de eSports más importante de España y que, como el anterior, se celebra en Ifema— y eventos donde concurra la juventud, donde haya oportunidades de mostrar la capacidad de creación inherente a todo este entorno.Es un teatro que queremos mostrar al mundo y «Mujer por mujer», el espectáculo con el que inauguramos, quiere ser una muestra de la creación abierta al mundo.

En su programación apuestan por musicales y grandes conciertos, pero también por el humor.

Grandes conciertos y musicales son la base de nuestra programación. El humor tiene también un gran atractivo y queremos que vengan los grandes espectáculos del mundo teatral vengan, como una Carmen Machi, una Maribel Verdú, Amparo Larrañaga, Luis Merlo... sabemos que tienen un público en Sevilla. Elegiremos con el teatro nacional y la zarzuela, además de propuestas que van a ser únicas.

Por los espectáculos y el público que buscan, van a entrar en competencia directa con Fibes.

No tenemos el mismo perfil. Creo que Fibes tiene un gran atractivo para los grandes congresos que hay en Andalucía y es el gran espacio congresual que hay en Sevilla. El nuestro es un espacio que tiene algo mágico, con una acústica variable como no hay otra y que no existe en ningún otro lugar en el mundo. Un espacio para las artes escénicas y los grandes conciertos. Eso va a empezar a ocurrir en unos meses, cuando comencemos a cerrar grandes conciertos. Pero ya vamos cerrando cosas, por ejemplo, he cerrado con Pitingo para que esté tres días en Sevilla en octubre o noviembre.

«No tenemos el mismo perfil de Fibes, que el gran espacio congresual de Sevilla. El nuestro es un espacio para las artes escénicas y los grandes conciertos»

Un director teatral me comentó que en Sevilla había público para un gran teatro comercial de 2.000 butacas, ¿ese lugar es el Cartuja Center Cite?

No creo que exista un gran teatro comercial de 2.000 butacas, que, por otra parte, es una maravilla, con gente como Arturo Fernández, Carlos Sobera... pero no te llenan 2.000 localidades. Luis Merlo sí te mete 2.000 personas porque son espectáculos que están dentro del entretenimiento.El gran teatro comercial lo que necesita son temporadas largas y teatros más pequeños que se alimenten del «boca a boca». Nosotros buscamos el espectáculo de impacto, de entretenimiento. Con todo, además de la sala principal, tenemos una segunda sala para unas 400 personas y ahí propondremos un teatro más de texto y de más tiempo de duración, dando también cabida a la danza contemporánea.

Deme un ejemplo de espectáculo de impacto.

Estamos en contacto con la compañía canadiense de circo Sept Doigts de la Main, para traer sus «Bosch Dreams» a Sevilla, que sabemos que es un espectáculo de impacto. Sept Doigts de la Main es una de las tres grandes compañías de circo canadienses, junto con el Cirque du Soleil y el Éloize.

Responsables del Circo du Soleil estuvieron visitando el Cartuja y señalaron que, por sus características técnicas, podían hacer allí sus montajes.

Sept Doigts y Éloize pueden estar con nosotros, son brutales y estamos en contacto con ellos. También podríamos traer propuestas que tenemos, como el musical «Madagascar». Pero creo que con el Cirque du Soleil hipotecaríamos el espacio. No estamos en conversaciones con ellos, que tienen sus carpas y lo hacen muy bien.

¿Contemplan invitar a alguna compañía a tener una residencia?

Llegaremos a acuerdos de producción y residencia para generar creación, que después podemos exhibir en otros teatros de Smedia en Madrid, Zamora, Aranjuez... queremos apoyar y dar salida a la creación.

«Con la ROSS hemos concretado conciertos. Queremos hacer ópera, pero lo tenemos que coordinar con el Maestranza»

Están ya en conversaciones con la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) para cerrar colaboraciones, ¿con qué otras instituciones sevillanas quieren establecer alianzas?

La idea es llegar a acuerdos con todo el mundo para que el proyecto sea de la ciudad y para ello hay que hablar con los ciudadanos y con quienes gestionan, con las empresas públicas y privadas, queremos que sean parte de la ilusión que va a generar este proyecto.

¿Qué colaboración han concretado con la ROSS? ¿Incluye ópera?

Hemos concretado conciertos y conciertos para escolares. Quiero que participen también en «El amor brujo», de Víctor Ullate. Queremos que la ROSS esté presente en este espacio y compartirla con el Maestranza en lo que el teatro nos permita. Queremos hacer ópera, pero lo tenemos que coordinar con el Maestranza para no duplicar títulos y no pisarnos. Tenemos que crear una estructura de coordinación.

¿Cuál va a ser la medida del éxito del teatro en espectadores, espectáculos e ingresos?

Para mí es mucho más sencilla. La medida del éxito es que cualquier persona que venga al teatro sienta que ha mejorado su estado personal de satisfacción, de placer, que se haya convertido en un receptáculo de emociones.

Pero parten con una actividad de 180 días al año que a medio plazo quieren que se convierta en 365 días.

Todos los días y dos o tres funciones al día. El otro día oí que la ópera de Sidney programa al año 1.200 espectáculos. Me ha entrado la bicha y quiero programarlos.