La réplica de la nao Victoria en el puerto de Sevilla
La réplica de la nao Victoria en el puerto de Sevilla - RAÚL DOBLADO
PATRIMONIO

La Fundación Nao Victoria construirá una nueva réplica del mítico barco

La institución hará el encargo a un astillero andaluz tras la botadura de la nao Santa María, que se fabrica en Huelva

SEVILLAActualizado:

La Fundación Nao Victoria ha empezado a desempolvar los planos del ingeniero Ignacio Fernández Vial, el diseñador de la primera réplica de esta mítica embarcación, que protagonizó la mayor hazaña de la historia de la navegación mundial. A bordo de la nave, Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano dieron la vuelta al mundo tras un rosario de penurias que diezmaron la tripulación y dejaron por el camino a uno de los comandantes. La reproducción del barco medieval, construida para la Expo 92 como una simple atracción efímera, ha logrado completar una vuelta al globo, siguiendo los pasos de la original y ha visitado cada puerto español para dar a conocer tan magnífico legado.

De ello se encarga la institución que lleva su nombre y que ahora tiene previsto construir una réplica similar con los mismos planos del ingeniero Fernández Vial, quien dedicara siete años de estudio y esfuerzo para dar forma a la embarcación. Los trabajos comenzarán justo después de que la nao Santa María, que se construye actualmente en un astillero de Huelva, sea botada y se incorpore a las travesías organizadas con motivo del V Centenario de la Circunvalación de Magallanes.

Las nuevas carabelas ampliarán la flota que está bajo la gestión de la Fundación Nao Victoria, explica a ABC el director de la misma, José Fernández de Cabo, convencido de que «no hay mejor manera de conocer lo que ocurrió que recreando el propio escenario». Actualmente tienen involucrados en esta labor al galeón Andalucía, que es propiedad de la institución y a la carabela Boa Esperanza, un préstamo del Gobierno de Portugal construida para la Expo 98 de Lisboa. «El uso de la nueva Victoria se desvelará más adelante durante su presentación, pero está ya en proyecto y será fabricada en un astillero andaluz», avanza Fernández de Cabo, que no quiso ofrecer más detalles.

Marineros a bordo de la embarcación histórica
Marineros a bordo de la embarcación histórica - ABC

Es posible que se vuelva a recurrir a las factorías onubenses que se han especializado en réplicas históricas. La primera réplica fue botada en el muelle de Isla Cristina y la Santa María, partirá de Punta Umbría a principios de marzo.

Durante estos días también se ultiman los trabajos para darle forma a otra maqueta, cuyo diseño llevará la firma del ingeniero naval Francisco Fernández González. La línea de investigación que ha seguido desvela que La Victoria no era en realidad una nao, sino que se trataba de una carraca y era la cuarta en tamaño de la Armada que partió de Sevilla en 1519. La reproducción, que se exhibirá en el Museo Naval de Madrid, pretende ser fiel a la capacidad y velocidad que tenía la original.

No hay controversia entre los dos estudios. Son investigaciones distintas. La del ingeniero sevillano se basó en cientos de fuentes históricas y documentos de la propia expedición. Según explica el mismo Ignacio Fernández Vial a ABC, «se partió del dato de los 85 toneles de carga que aporta el documento de compra y de ahí se dedujo que podría tener 25,9 metros de eslora, 15.25 metros de manga y 16 metros de quilla». Los materiales que se utilizaron fueron madera de roble para la estructura y el timón, pino en la tablazón del forro y los palos y encina para la motonería.

Tras cumplir su función como atracción durante la Expo de Sevilla, fue puesta a punto para que la réplica pudiera repetir la hazaña del barco que la inspiró, logrando dar la vuelta al mundo entre 2004 y 2006. La tripulación navegó 30.000 millas, a una velocidad media de 4,5 nudos, muy parecida a la que indican las crónicas históricas, lo que dio muestras de la fidelidad del diseño.