John Axelrod dirigiendo a la ROSS
John Axelrod dirigiendo a la ROSS - JUAN JOSÉ ÚBEDA
CLÁSICA

Giro a la estabilidad en la Sinfónica de Sevilla

Las administraciones refuerzan la posición de su director artístico y comprometen fondos públicos tras meses de soluciones fallidas

SEVILLAActualizado:

La designación como consejero delegado de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) de John Axelrod, su director artístico desde noviembre de 2014, pretende ser el punto final de la crisis que sufrido la institución musical en los últimos años y, especialmente, desde que hace año y medio, con movilizaciones en la calle y los lazos verdes que en señal de protesta han lucido los músicos en la temporada de abono.

Esa, al menos, es la intención que persiguen la Junta y el Ayuntamiento, administraciones que sostienen la orquesta, al dar, por primera vez en su historia, todo el poder a Axelrod en la ROSS y comprometerse a aportar cada una los 3,2 millones de euros prometidos para garantizar su viabilidad económica.

Con ello, y la ampliación del contrato del director estadounidense un año más, hasta diciembre de 2019, las administraciones han confiado a Axelrod el futuro inmediato de la ROSS, al que darán dos años de estabilidad para que desarrolle su proyecto con una mayor autonomía e igualdad respecto al Teatro de la Maestranza.

Los objetivos son claros: aumentar la calidad de la orquesta, la productividad de los músicos, ganar en proyección más allá de la provincia y aumentar los patrocinios, la principal función que tendrá Axelrod como consejero delegado.

Este nuevo giro a la estabilidad, que deberá confirmarse en los próximos meses, parece haber puesto fin a una historia en la que se han sucedido soluciones fallidas, especialmente, en el último año y medio, desde que la entonces gerente del Maestranza y la ROSS, Remedios Navarro, anunciara su intención de marcharse a la conclusión de su contrato al final de 2016.

La inestabilidad se instaló en la ROSS y el Maestranza a consecuencia de la asfixia económica provocada por los recortes

El anuncio, sin embargo, solo puso de manifiesto una crisis larvada en los últimos años provocada por la asfixia económica del Maestranza y de la ROSS, como consecuencia de los recortes de fondos públicos desde la llegada de la crisis, y que se complicó, aún más, cuando las administraciones decidieron separar las direcciones artísticas de la orquesta y el teatro, motivadas por el conflicto abierto entre los músicos y Pedro Halffter. Este se quedó en el Maestranza y Axelrod se convirtió en director artístico de la ROSS. Este fue el inicio de una serie de desencuentros entre ambos directores, cada uno con sus legítimos intereses artísticos, y que obligó a las administraciones a mediar entre ellos.

Concurso desierto

Pero fue el anuncio de Navarro el punto de partida de esas soluciones fallidas, como el concurso públicoconvocado el año pasado para gerente del Maestranza y de la ROSS, y que tuvo que ser declarado desierto en julio cuando las administraciones decidieron separar las gerencias. Así, en dos años se pasaba de un gerente y un director artístico para Sinfónica y teatro, a buscar dos gerentes para dos directores artísticos.

Tras esta decisión se encontraba la crisis que estalló en la Sinfónica aquella primavera, de nuevo porque la Junta no aportaba los fondos a los que se comprometió, lo que trajo como amenaza una posible bajada de sueldos a los músicos. LaJunta inyectó fondos en lo que se reveló como una solución para ganar tiempo ante la cercanía de las elecciones generales del 26J. De hecho, la Consejería de Cultura tuvo que hacer una nueva aportación extraordinaria a finales de 2016 para evitar otra causa de disolución.

En los meses siguientes las administraciones dudaron entre buscar un gerente por concurso público o dejar el puesto vacante y que se hiciera cargo de sus funciones un miembro del personal administrativo de la ROSS. Finalmente, en febrero, Axelrod lanzaba su propuesta para gerente, que contó con el apoyo de músicos y Ayuntamiento, y las dudas de la Junta, que condicionaba su apoyo a que fijara residencia fiscal en Sevilla.

Desbloqueo de la situación

Será clave en la estabilidad de ambos proyectos el convenio de relaciones entre teatro y orquesta que deberán negociar John Axelrod y Antonio Garde

Las posiciones de ambas se fueron acercando, aunque fue la llegada de Miguel Ángel Vázquez a la Consejería de Cultura lo que terminó por desbloquear el nombramiento, aunque como consejero delegado. Al final la ROSS tiene un director artístico-consejero delegado y el Maestranza, un gerente y director artístico.

Todo ello, confiere una posición reforzada a Axelrod para abrir un periodo de estabilidad en la ROSS en los dos próximos años, para lo que será también capital que establezca una buenas relaciones con el Maestranza, que ahora recibe menos fondos públicos —un total de 4,2 millones de euros—que la orquesta.

El director ya señaló públicamente que debe reunirse con el gerente del teatro, Antonio Garde, para abordar el convenio de relaciones entre ambas instituciones. También deberán ponerse de acuerdo ROSS y Maestranza para las fechas de programación en la temporada, una fuente de conflicto habitual cuando ha habido dos gerencias diferenciadas. Aquí colisionan intereses legítimos. En la Sinfónica, por ejemplo, no están muy contentos con tener que terminar la temporada a mediados de julio, mientras que en el Maestranza creen que los dos mejores días para programar son el jueves y el viernes, cuando son los conciertos de la ROSS.

Ese escenario de complicados equilibrios y contrapartidas será el principal riesgo para la estabilidad de la ROSS, pero también de la del Maestranza, dos instituciones que tratan de pasar página a sus respectivas crisis.