John Axelrod ya está en Sevilla para preparar el primer concierto de abono de la ROSS
John Axelrod ya está en Sevilla para preparar el primer concierto de abono de la ROSS - RAÚL DOBLADO
CLÁSICA

John Axelrod: «Mi mandato es que la Sinfónica de Sevilla sea una orquesta de primera clase y solvente»

El jueves arranca la temporada diseñada por el director estadounidense para la ROSS, la más ambiciosa de los últimos años

SEVILLAActualizado:

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) inicia el próximo jueves, con su primer concierto de abono en el Maestranza, su temporada más ambiciosa de los últimos años, donde ha aumentado sus conciertos de 75 a más de un centenar. Brahms, Mozart, Beethoven, Haydn y Leonard Bernstein son algunos de los protagonistas destacados de una programación que se expande desde Maestranza a nuevos auditorios, como Fibes y el Espacio Turina. Su director artístico, John Axelrod, afronta, de esta forma, una temporada que será clave en su futuro al frente de la ROSS y tras haber sido reforzada su posición, respecto a sus tres años anteriores, como nuevo consejero delegado de la orquesta, aunque aún esté pendiente su ratificación por parte del consejo de administración de la orquesta. Sus retos están claros: que la ROSS funcione con criterios de orquesta profesional de primera clase y lograr que sea solvente económicamente.

– La nueva temporada es la más ambiciosa de los últimos años. ¿Qué tres conciertos recomendaría a alguien que no haya visto nunca a la ROSS?

– Los tres primeros programas, porque les animarán a volver. Brahms, Mozart y Beethoven. No hay nada más esencial en el repertorio. Dos conciertos en el Maestranza y el primero de nuestro nuevo abono en la Sala Turina. El nuevo público podrá experimentar la calidad de primera división de la ROSS, en una experiencia similar a la que tendrían ante un ganador de la liga de campeones. La gente reconoce la calidad cuando la ve y la escucha. Y una vez que escuchen y vean a la ROSS, creemos que regresarán. También confío especialmente en nuestro programa sobre Leonard Bernstein. Estamos muy orgullosos de que la ROSS sea el epicentro europeo en 2018 de su centenario. Y tenemos muchas otras razones para que el nuevo público regrese, no solo por los conciertos. La ROSSno es solo una orquesta, es una familia.

– ¿Por qué inicia la temporada con Brahms?

– Brahms es repertorio esencial. Es posible que las tres «B’s» incluyeran primero a Berlioz, pero con respecto a la música alemana y de acuerdo con Hans von Bülow, los que reinan son Bach, Beethoven y Brahms. He grabado la serie de CD’s «Brahms Beloved» con mi Orquesta Sinfónica de Milán Giuseppe Verdi, porque toca esas sinfonías cada temporada desde su fundación. Para la ROSS, «Brahms Beloved» es como una ofrenda de amor a estas sinfonías y conciertos para compartirla con nuestro público. La «Primera Sinfonía» está incluida dentro del programa inaugural, titulado «El Triunfo». La ROSS comienza la temporada de forma triunfante, en un gran momento, tras haber concluido la pasada con un éxito político, de público y de crítica. La ROSS tiene más confianza ahora en su sonido y está más orgullosa de su lugar en la sociedad. «El Triunfo» no es solo en la música, sino en el matrimonio de la orquesta y el público. Ha llevado tres años para la ROSSllegar a este momento de amor comunitario, pero al igual que a Brahms le llevó 21 años la gestación de su «Primera Sinfonía», todo lo bueno se hace esperar. Y lo mejor está aún por venir.

«Brahms Beloved» es como una ofrenda de amor a estas sinfonías y conciertos para compartirla con nuestro públicoJohn Axelrod

– Entre las novedades, destacan dos conciertos en Fibes, uno centrados en música de cine. ¿Qué otras ideas tiene para ampliar el público?

– Mi visión de la ROSS es que sea relevante y contribuya a la comunidad como embajador artístico de Sevilla y de Andalucía.Hay proyectos que esperamos que puedan crear una conexión profunda con la comunidad. Algunos que estamos desarrollando son ROSSTV y ROSSCLUB, un portal y una iniciativa social para aumentar y establecer una mejor comunicación con nuestro público. Será gratuito ser miembro y habrá mucho para disfrutar «online» y «offline». Habrá entrevistas especiales con nuestros artistas invitados y músicos, eventos exclusivos con música y mucho más alrededor de la ciudad en clubs, bares y restaurantes, así como la oportunidad de ganar premios, compartir vídeos, fotos y comentarios, y disfrutar de una red social. Otro proyecto importante será nuestro programa de educación en abril de 2018, presentando el «Bernstein Beat» con Jamie Bernstein, la hija del compositor. Estoy orgulloso, además, de dirigir de nuevo un concierto con una orquesta que combinará los músicos del Conservatorio de Sevilla, de la Fundación Barenboim-Said y otros jóvenes intérpretes.

– ¿El aumento de público será decisivo para medir el éxito de la temporada?¿Qué otros factores considera?

– Por supuesto que los números importan, pero desde una perspectiva artística significan muy poco. La ROSSes una orquesta de primera división con músicos de un alto nivel. Son el equivalente a científicos nucleares. ¡Pero no están pagados igual!. Mozart murió en la pobreza más severa y hoy está entre los compositores más interpretados de todos los tiempos. No se puede medir la calidad basándose solo en porcentajes estadísticos. El valor de un artista o de una organización no es solo una valoración cuantitativa. La calidad importa más. No hay un juego de ganadores y perdedores en la música clásica. Ganamos tocando lo mejor que podemos, siendo técnica y artísticamente lo más perfectos posibles y tratando de transmitir las intenciones del compositor. Pero es imposible ganar en calidad sin un adecuado apoyo financiero. No puedes ganar la liga de campeones sin pagar a los mejores jugadores. No puedes tocar Brahms propiamente sin los mejores músicos.Afortunadamente, tenemos algunos de los mejores de España y sería una lástima perderlos. Amo hacer música con ellos. Por eso me he comprometido con su continuidad.

– ¿Trata de encontrar en su programación un balance entre lo que la audiencia quiere y la necesidad de descubrirle nuevas músicas?

– Por supuesto, aunque solo los críticos parecen demandar más nueva música. Pero los comprendo. Es por eso por lo que he propuesto un forum musical específico para educar y explorar el universo de la música contemporánea y definir mejor la responsabilidad y el papel que la ROSS debe tener como defensor de la música de hoy, que en el fondo puede ser más relevantes para el público del mañana. La experiencia educativa es un principio rector y el contexto es mi credo. Por ello, hay que poner la música de compositores contemporáneos vivos en relación con lo esencial del repertorio. La temporada pasada la música de Gabriel Prokofiev se interpretó en paralelo a la de Beethoven. Para muchos fue una revelación. Para otros fue una revolución. Y para alguno que escribió para los medios, un despropósito. No se puede gustar a todo el mundo todo el tiempo. Pero debemos arriesgarnos. De eso va el arte. Por supuesto, queremos que nuestro público aprecie el equilibrio entre Beethoven y Brahms con Bernstein. Con una programación inteligente y una percepción consciente de los gustos del público podemos alcanzar un equilibrio que permita hacer feliz a la mayor parte de la gente la mayor parte del tiempo.

«Mi contrato como director artístico en paralelo a mi mandato como consejero delegado no está aún ratificado por el consejo de administración»John Axelrod

– ¿Su principal tarea como consejero delegado es buscar patrocinios? ¿Cuál será su estrategia?

– Mi tarea principal no es la búsqueda de patrocinios.Mi mandato como consejero delegado es mantener el instrumento y organización de la ROSS como una orquesta de primera clase y que sea una compañía solvente y estable. Esto requiere una visión estratégica para incrementar los beneficios y su perfil. Eso se consigue aumentando la productividad y la calidad. Se consigue con los ingresos obtenidos, con las ganancias y las subvenciones públicas. Los eventos para recaudar fondos, como el que hicimos el 25 de noviembre en el Real Alcázar; proyectos para aumentar la audiencia, como el ROSSCLUB; proyectos educativos, como el «Bernstein Beat»; programar música de cine, giras por Asia, Estados Unidos y Europa, grabaciones para discográficas, colaboraciones con artistas internacionales, coproducciones y encargos con otras orquestas, merchandising, conexiones profundas en la comunidad y programación innovadora, todo ello forma parte del plan estratégico general. La ROSS debe operar como una orquesta profesional de primera división, con un futuro sostenible, y no como una sinfónica municipal con un presupuesto muy reducido. Si lo único que quisiera es hacer dinero, haría esto para un banco y haría mucho más dinero que siendo consejero delegado de la ROSS. Para mí, es cuestión de tocar buena música, no solo hacer dinero.

– Tiene el compromiso de la Junta y el Ayuntamiento para invertir 3 millones de euros cada una y que su contrato se prorrogue hasta diciembre de 2019. ¿Está ya la sostenibilidad de la ROSSgarantizada y podrá dedicarse a mejorar su calidad, productividad y proyección exterior?

– Lamento decirle que mi contrato como director artístico en paralelo a mi mandato como consejero delegado no está aún ratificado, ni tampoco es correcto que 2019 sea su fecha de finalización. Confío en que el consejo de administración me dé pronto un voto de confianza. Tengo una reunión con el presidente del consejo (el delegado Antonio Muñoz) la próxima semana y confío en que pueda acelerarse el proceso. Todas las estrategias en las que estoy trabajando intensamente para llevar a cabo, tanto artísticas como financieras, requieren tiempo para ver todos sus beneficios. Con todo, donde estamos hoy, artística y financieramente, es mejor que en los tres años en los que he sido director artístico. Este momento y confianza debe continuar si queremos lograr el éxito. La Junta y el Ayuntamiento se han comprometido con una subvención que haga frente a los gastos corrientes y los salarios de los músicos. Sin embargo, continúa la discrepancia en su denominación y los plazos. El Ayuntamiento generosamente ha hecho sus aportaciones. La Junta ha tenido la oportunidad con un nuevo consejero, Miguel Ángel Vázquez, para cumplir las promesas que realizó. La visita en julio pasado de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, fue una buena señal de que la Junta y el Ayuntamiento trabajan juntos por el bien de la gente. La presidenta, el consejero, así como el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y Muñoz, tienen todos mi confianza y mi apoyo. Confío en que tengo el de ellos.