Cultura

Muere Juana la del Revuelo, la última cantaora de delantal

Recibió su nombre artístico de su marido, Martín Revuelo, gitano de ascendencia asturiana con el que formó también pareja artística

Juana la del Revuelo
Juana la del Revuelo - ABC
ALBERTO GARCÍA REYES Sevilla - Actualizado: Guardado en: Cultura

Aquella voz que exclamó por bulerías que Sevilla es de chocolate y la Giralda de piñonate se ha apagado. El histórico revuelo de volantes de Juana Silva, gitana de Chapina, ha muerto. Tras una larga enfermedad que la ha mantenido alejada de los escenarios en los últimos años, la cantaora Juana la del Revuelo ha fallecido ese martes en Sevilla a la edad de 64 años.

Festera por antonomasia, Juana representa a una escuela de cantaoras gitanas que se extingue con ella. Podría decirse que es la última cantaora de pololos y delantal. La última buñolera de los escenarios. Su repertorio abordó principalmente las bulerías y tangos, estilos en los que fue creadora, pero también destacó en otras formas como las cantiñas y los fandangos.

Recibió su nombre artístico de su marido, Martín Revuelo, gitano de ascendencia asturiana con el que formó también pareja artística. Juntos formaron familia en el barrio de las Tres Mil Viviedas, donde dejan como heredero a su hijo Martín Chico, guitarrista. Tras la muerte de Martín, Juana dejó las tablas, pero su gitanería pasará a la historia por aquella letra de fiesta en la que descubrió que el Guadalquivir era como su voz: de anís del bueno.

Toda la actualidad en portada

comentarios