Manuel Agujetas con el guitarrista ANtonio Soto
Manuel Agujetas con el guitarrista ANtonio Soto - ABC

Muere Manuel Agujetas, patriarca del flamenco

El legendario cantaor jerezano llevaba varios días ingresado aquejado de un cáncer. Tenía 76 años.

SEVILLAActualizado:

Manuel de los Santos Pastor, hijo del fragüero del cante de Jerez que se hacía agujetas en las quijadas cantando por tono, ha muerto. El legendario Agujetas, último exponente de las la escuela caótica de la queja, patriarca de los cantes gitanos, ha dado su último grito de agonía este 25 de diciembre en el hospital de Jerez, donde llevaba varios días ingresado aquejado de un cáncer. Tenía 76 años y un millón de cicatrices.

Agujetas heredó la escuela de su padre, que tenía a Manuel Torre como gran dios, y con su hechura de gitano lorquiano conquistó Madrid en los setenta, donde rápidamente de encumbró como figura.

Agujetas, con el Torta
Agujetas, con el Torta- ABC

Cantaor caótico, capaz de cantar varias veces el mismo estilo en un recital o de reñir permanentemente a sus guitarristas sobre el escenario, Manuel tenía una capacidad sobrehumana para emocionar con su lamento. Era dueño de un metal de voz único, lo que le ha permitido ser considerado uno de los grandes seguiriyeros de la historia.

Grabó sus primeros discos en Madrid acompañado a la guitarra por Manolo Sanlúcar y participó en la Magna Antología de Hispavox realizada por Perico el del Lunar. Lo hizo siempre defendiendo las formas gitanas, en cuya labor protagonizó un buen puñado de polémicas, ya que llegó a acusar a genios como Camarón de traicionar esas formas.

En el documental que le hizo la francesa Dominique Abel realizó muchos de estos comentarios por los que fue muy criticado. Sin embargo, Agujetas nunca cambió de opinión. Su manera de entender el flamenco, que ahora queda en manos de sus hijos Dolores y Antonio, se va con él a la tumba.