John Axelrod junto a Nadja Michael en el Teatro de la Maestranza
John Axelrod junto a Nadja Michael en el Teatro de la Maestranza - RAÚL DOBLADO
REAL ORQUESTA SINFÓNICA DE SEVILLA

La ROSS celebra el nuevo año en Sevilla con un recorrido musical de la opereta al jazz

La soprano alemana Nadja Michael debuta en el Maestranza junto a la Sinfónica dirigida por John Axelrod

SEVILLAActualizado:

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) inicia este 2018 con un ambicioso concierto de Año Nuevo dirigido por su consejero delegado y director artístico, John Axelrod, donde destaca el debut en Sevilla de la soprano alemana Nadja Michael, habitual de las temporadas de ópera de escenarios como el Metropolitan, el Covent Garden y la Scala de Milán.

Serán dos citas, este jueves y viernes, en el Teatro de la Maestranza, en los que la orquesta presenta un programa donde los habituales números de valses vieneses se alternan con arias de opereta, de Franz Lehár y Johann Strauss II, y piezas del repertorio estadounidense del siglo XX, con paradas en George Gershwin, Duke Ellington y Leonard Bernstein, del que se conmemora este año su centenario y que la ROSS celebra con varios conciertos en su programación de abono.

De esta forma, el concierto extraordinario de Año Nuevo será una buena oportunidad para apreciar la versatilidad de la ROSS, por cuanto abordará repertorios bien diferentes, con estilos que van del vals al jazz, pasando por la obertura de «Candide», una de las piezas más populares de Bernstein.

«La orquesta se va convertir en una big band de jazz», señaló Axelrod sobre las sonoridades que propone un concierto que incluye también un «Harlem Nutcracker» de Duke Ellington, que por primera vez interpretará la Sinfónica.

«El programa permite apreciar la gran flexibilidad y calidad instrumental de la orquesta, que la convierten en muy versátil y no limitada solo al repertorio tradicional, sino que es capaz de interpretar otros géneros y atraer a nuevos públicos», añadió. Porque su objetivo no es otro que «elevar la calidad artística de la Sinfónica a un nivel internacional, mostrando su dimensión interpretando repertorios variados junto a solistas y cantantes de prestigio internacional».

El concierto marca el inicio de la celebración por parte de la ROSS del centenario de Leonard Bernstein

Junto a la variedad del repertorio, el concierto de Año Nuevo de la ROSS destaca, sobre todo, por la presencia de Nadja Michael, hacia la que Axelrod no ahorró calificativos, hasta el punto de considerarla «la mejor soprano viva de nuestros días».

La cantante alemana está especializada desde hace años en papeles dramáticos, habiendo interpretado con éxito roles principales en grandes producciones de «Salomé», «Elektra», «Parsifal», «Wozzeck»... Sus próximos compromisos pasan por el «Met» y Valeri Gérguiev, «Lohengrin» junto a Anna Netrebko, una nueva producción de «Elektra», «El crepúsculo de los dioses», «El ángel de fuego», «Salomé» en Viena, un concierto junto a Teodor Currentzis en China...

Sin embargo, en el concierto de año nuevo ha optado por asumir el riesgo, de la mano de Axelrod, de afrontar un territorio nuevo, con paradas en la opereta, con arias de «Guiditta», de Lehár; «El murciélago», de Strauss; y el «Summertime», de George Gershwin.

«Cuando afronto un repertorio nuevo lo adapto a mi personalidad artística», explicó la cantante, sobre unas canciones que, añadió, compusieron estos músicos vieneses para actrices de este género y que incluía, incluso, elementos de la política de la época.Todo un contraste con el dramatismo de los papeles que suele afrontar habitualmente esta soprano alemana, pues la opereta destaca, sobre todo, por la ligereza.

Colaboración futura

Nadja Michael se ha introducido en este género gracias a la complicidad que encontró en John Axelrod tras haberse sorprendido viéndolo dirigir en Múnich, relató. Ahora, explicó, se ha planteado la «posibilidad de colaborar y hacer algo nuevo, que se sale de mi repertorio. Es la primera vez que me subo a un escenario a cantar opereta y para ello he confiado en John Axelrod, por la alegría de hacer música con amigos y con alguien que hace música en el mejor sentido de la palabra y no tiene ideas preconcebidas».

De hecho, este concierto surgió dentro de las diferentes posibilidades de colaboración que llevan barajando el director artístico y la cantante en los dos últimos años y que se concretarán en un proyecto aún más ambicioso en el futuro. «Queremos unirnos para hacer el concierto perfecto y hay tres opciones, por lo que habrá que ver cuál es la que se adapta mejor a la agenda de los dos», indicó Nadja Michael.

Con la presencia de esta soprano, además, la ROSSpotencia también un perfil lírico, más allá de sus participaciones en las óperas que programa el Teatro de la Maestranza, sobre el que su director artístico ha querido poner el acento desde su llegada a Sevilla. Buenos ejemplos de ello fueron dos de los programas de abono del final de la temporada pasada: uno consagrado a Kurt Weill y Bertolt Brecht, con la soprano canadiense Wallis Giunta; y otro con Ravel, Chausson y Debussy, de la mano de la mezzo española María José Montiel.

Un concierto de Año Nuevo con el que Axelrod inicia un 2018 en el que perviven algunos temas pendientes del pasado año, como terminar de negociar y aprobar el convenio de relaciones entre la ROSS y el Maestranza, según señaló el director artístico, quien no quiso añadir nada más para dejar todo el protagonismo al concierto.