Es Noticia
Cultura
El maestro Axelrod, los solistas y el concertino de la ROSS - VANESSA GÓMEZ

La temporada de la Orquesta Sinfónica de Sevilla en el Maestranza se inicia con «Amado Brahms»

Dos solistas invitados, el cellista Daniel Müller-Schott y la japonesa Akiko Suwanai, que toca un violín Stradivarius de 1715

SevillaActualizado:

«Amado Brahms», o lo que es lo mismo, la música de Johannes Brahms es la protagonista del inicio de la temporada de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Hoy y mañana, bajo la dirección del director artístico de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), John Axelrod, y el título de «El triunfo», la orquesta interpretará el Concierto para violín y violonchelo y la Sinfónía número 1 de Brahms.

Junto a la orquesta, dos invitados, la violinista Akiko Suwanai y el cellista Daniel Müller-Schott, «son dos grandes intérpretes y me siento encantado de poder contar con ellos. Mi interés es que siempre actúen con la ROSS los mejores solistas internacionales, y de hecho ya he realizado contactos con algunos para la próxima temporada». Ambos solistas se mostraron encantados con la ROSS, y ambos ya han actuado junto a la orquesta sevillana. «Tocar en Sevilla es como volver a casa», dijo el cellista. Por su parte, Akiko Suwanai, la violinista más joven en ganar el concurso Tchaikovsky, toca un violín Stradivarius de 1714, cedido por la Fundación de Música Nipón.

Axelrod, ávido siempre de comunicar sus sensaciones, recordó que en sus inicios fue su maestro Leonard Bernstein quien le dijo que, «Brahms era tan joven como tú cuando componía su música. Bernstein me dijo que tuviera empatía con el compositor, además de con los músicos». Mencionando la frase de las tres «b», acuñada por el director Hans von Bülow, «Bach, Beethoven y Brahms», «en la la programación de la Ross las tres B son Beethoven, Brahms y Bernstein», dijo Axelrod, quien añadió que la música de Brahms debe entenderse como una lectura de su vida, del amor y del desamor, «en la que expresó sobre todo de la devoción que el compositor profesó por Clara Schumann».

Axelrod dijo sentirse repaldado política y culturalmente, y manifestó que la labor de la Ross es también didáctica, «por eso vamos a colaborar con la Baremboin-Said y el Conservatorio de Música».

Pero además, este fin de semana volverá a ser Brahms el protagonista en el ciclo de Música de Cámara patrocinado por el English Language Institute, con el título de «Amada Agathe...», en el que participará también la violinista japonesa, Akiko Suwanai. «Poder escuchar la Sinfonía de Bach y los Sextetos, es un privilegio», dijo Victoria Stapells. El ciclo que se desarrollará los domingos en el Espacio Turina, contará este año con nueve conciertos.

Outbrain