El director artístico del Teatro Real, Joan Mtabaosch, su presidente, Gregorio Marañón, y su director general, Ignacio García-Belenguer, delante de la institución
El director artístico del Teatro Real, Joan Mtabaosch, su presidente, Gregorio Marañón, y su director general, Ignacio García-Belenguer, delante de la institución - EFE

El Teatro Real se instala en la frontera

El institución presenta su programación para 2017-2018, que incluye seis óperas que nunca se han visto en Madrid

MadridActualizado:

Lo fronterizo es el leit motiv de la temporada 2017/2018 del Teatro Real, un curso muy especial, ya que en él se alcanza el punto culminante de la doble celebración que vive estos años el coliseo madrileño: el bicentenario de su creación y el vigésimo aniversario de su reapertura como teatro de ópera después de casi tres cuartos de siglo. Y ese espíritu fronterizo está presente, según explicó su director artístico, Joan Matabosch, en una programación que ha tenido como uno de sus nortes la ampliación del repertorio del teatro, una de las obsesiones de los actuales responsables de la institución. Para ello se han programado seis óperas que nunca se han visto en Madrid: «Lucio Silla», de Mozart; «Gloriana», de Benjamin Britten; «Street Scene», de Kurt Weill;«El pintor», de Juan José Colomer (estreno absoluto);«Dead Man Walking», de Jake Heggie;y «Die soldaten», de Bern Alois Zimmermann.

Precisamente el estreno de esta ópera, que contará con la dirección musical de Pablo Heras-Casado y Michael Zlabinger, y dirección de escena de Calixto Bieito, es «el mayor acontecimiento de la temporada», según palabras del propio Joan Matabosch. «Die Soldaten», estrenada en 1965, es «una obra clave de la historia de la música contemporánea», dijo el director artístico del Real. «Se trata de una ópera de una complejidad enorme, una declaración de guerra contra los postulados del teatro clásico, y que escarba en los límites de la ópera», añadió Matabosch.

Ese es el denominador común de buena parte de las obras que conforman esta temporada, que también presenta varios títulos del repertorio más tradicional:«La bohème», de Giacomo Puccini; «Aida», de Giuseppe Verdi;«Carmen», de Georges Bizet; y «Lucia di Lammermoor», de Gaetano Donizetti. A ellas se suman los tres títulos que se ofrecerán en concierto: «La favorite», también de Donizetti; «Ariodante», de Georg Friedrich Händel; y «Thais», de Jules Massenet, cuyo reparto encabezará Plácido Domingo.

Capítulo de voces

En el capítulo de voces, además del cantante madrileño se podrá escuchar la próxima temporada a Patricia Petibon, Kurt Streit, Stephen Costello, Anita Hartig, Anna Caterina Antonacci, Patricia Racette, Paulo Szot, Violeta Urmana, Daniela Barcellona, Gregory Kunde, Francesco Meli, Anna Goryachova, Eleonora Buratto, Joyce DiDonato, Measha Brueggergosman, Hanna Schwarz, Lisette Oropesa, Javier Camarena, Ismael Jordi, Simone Piazzola o Ermonela Jaho. Una de las novedades de la temporada es la incorporación de Nicola Luisotti como director asociado. A él le tocará dirigir «Aida». El resto de batutas serán Ivor Bolton (director musical del teatro), Paolo Carignani, Tim Murray, Manuel Coves, Marc Piollet, Mark Wigglesworth, Daniel Oren, William Christie (que vendrá con Les Arts Florissants) y Patrick Fournillier (además de los citados Heras Casado y Zlabinger).

También tendrá el Teatro Real nombres destacados de la dirección de escena al frente de las producciones: Claus Guth (que repite tras el éxito de «Rosalinda»), Richard Jones, David McVicar, John Fulljames, Albert Boadella, Hugo de Ana, Calixto Bieito (con un doblete, «Carmen» y «Die Soldaten»), Leonard Foglia y David Alden.

Hitos fundamentales

Habrá dos hitos fundamentales. Por un lado, el autohomenaje que se hace el Teatro Real con la recuperación de una de las producciones más emblemáticas de estos últimos veinte años: la «Aida» de Hugo de Ana. «Es una recuperación parcial –señaló Matabosch–, porque por diversos motivos, entre ellos la actual normativa de seguridad, no se puede presentar completa». El otro hito es el concierto que se celebrará el 2 y el 6 de noviembre de 2017, en que se interpretará «La favorite», que fue la primera ópera que se puso en el escenario del Teatro Real, el 19 de noviembre de 1850.

El capítulo de danza tiene una visita destacada: la del Royal Ballet de Londres (compañía que estuvo también en el primer año de la reapertura del Teatro Real con «La bella durmiente»), que traerá a Madrid en julio de 2018 su nueva producción de «El lago de los cisnes», que está previsto que se estrene en Londres un par de meses antes. Se completa este apartado con la presencia del Ballet Nacional de España, que presentará su espectáculo «Sorolla»;la Dresden Frankfurt Dance Company, con trabajos de Jacopo Godani; y el Víctor Ullate Ballet, que presentará en los Teatros del Canal, que colabora con el Real, su versión de «Carmen».

Los conciertos y recitales son igualmente llamativos. Entre las voces, Jonas Kaufmann, Angela Gheorghiu, Patricia Ciofi, Magdalena Kozena y Ute Lemper. Entre las formaciones, la Orquesta Filarmónica de Viena, con Gustavo Dudamel al frente (y un programa compuesto por Mahler y Berlioz); y la Freiburger Barockorchester, que interpretará bajo la batuta de Pablo Heras-Casado el oratorio de Mendelssohn «Elías». También visitará el Real el pianista chino Lang Lang. La oferta del coliseo madrileño se completa con su programa El Real Junior, con siete producciones y diez talleres enfocados a los más pequeños.