Manuel Escribano, en una larga cambiada de rodillas al quinto toro
Manuel Escribano, en una larga cambiada de rodillas al quinto toro - Raúl Doblado
Patrocinado porPlaza 1

Solo brilla Escribano con complicados victorinos en Sevilla

Da la única vuelta al ruedo de la tarde en la quinta corrida de la Feria de Abril

SEVILLAActualizado:

Después de una tarde de figuras con toros flojos, la esperanza de los aficionados, como tantas veces, se llama Victorino Martín. En el año de la muerte del patriarca, el hijo está apostando muy fuerte, en todas las grandes Ferias. Después de «Cobradiezmos», Sevilla es, definitivamente, una de sus Plazas. Desgraciadamente, el resultado no corresponde a las expectativas: los seis toros cárdenos, serios, bien armados, no dan buen juego; los cuatro primeros, complicados, difíciles, no permiten faenas lucidas; los dos últimos, manejables pero flojos, de escaso fondo. Los tres diestros muestran su profesionalidad pero sólo brilla Manuel Escribano, que da una merecida vuelta al ruedo en el quinto.

Merece elogio que Antonio Ferrera, reconocido ya como figura, siga apuntándose a esta divisa. El público sigue reclamándole que ponga banderillas, sin enterarse de que ha decidido, este año, cambiar su estrategia, dejándolo sólo para especiales ocasiones. El primero, que se llama «Escriño» (el cesto de paja donde se lleva la comida a los bueyes), marca ya el signo de la tarde: flaquea, queda corto, vuelve rápido. Ferrera le va enseñando a embestir, intenta alargar las embestidas, resuelve con oficio los momentos de apuro. No llega a alimaña, se queda – como aquí dicen – en “esaborío”. El diestro se atasca, al matar (y se lastima, en la mano). Al cuarto, aplaudido de salida (como algunos de sus hermanos), le pican muy trasero. Resuelve Montoliú en banderillas. El toro es pegajoso, se orienta: se traga el primer muletazo pero se quita de encima el segundo; parece dormidito y pega un gañafón. A estas alturas de la tarde, la gente ya está aburrida, se impacienta. Esta vez mata bien. No ha tenido opciones.

Antonio Ferrera, a la verónica
Antonio Ferrera, a la verónica-Pagés

Manuel Escribano ha rozado de cerca el triunfo, ha estado muy entregado, toda la tarde. En los dos toros ha ido a portagayola y ha puesto banderillas. El segundo toro es listo, se orienta, no permite confiarse. La larga cambiada es angustiosa, el toro sale distraído, se le para delante. Manuel logra lances vibrantes y muestra su facilidad, con los palos. Con valor y conocimiento, le saca algunos naturales estimables (por la derecha, no tenía ni un pase) y agarra con decisión la estocada. En el quinto, otra vez a porta gayola, se salva tirándose al suelo y enlaza verónicas con emoción, que hacen sonar la música. En banderillas, nos asusta con un tremendo quiebro por dentro, que pone al público en pie. Brinda al crítico Emilio Parejo. Este toro humilla, arrastra el morrillo por el suelo, con estilo «mexicano», casi a cámara lenta, pero tiene muy poco fondo, más clase que fuerza. Se luce la magnífica banda mientras Manuel aprovecha las nobles embestidas con decisión y cabeza. Agarra una buena estocada, hay fuerte petición de oreja y da una merecida vuelta al ruedo. No se le puede pedir más.

Una auténtica alimaña

La capacidad de Daniel Luque está demostrada pero perdió el tren de las Ferias; intenta ahora recuperarlo, en una nueva etapa, pero no es fácil. El tercero pierde las manos, espera en banderillas, pega arreones, se revuelve: una auténtica alimaña. El diestro no se descompone, le busca las vueltas y acaba con regates, por la cara: lo que el toro se merece. Entrando muy de largo, pincha. La media estocada provoca mucho derrame pero el toro se resiste a morir: incomprensiblemente, acaba siendo ovacionado. (¿Dónde está el criterio de la Plaza?). Sentencia mi compañero: «Sólo ha sido bravo en la muerte». Luque ha estado bien, salvo al matar. El sexto se parece al quinto, embiste con son pero se raja pronto, tiene poco fondo. Luque dibuja buenas verónicas; se lucen Caricol y Cervantes, en banderillas; consigue muletazos clásicos, con gusto, en una faena desigual. Se ha justificado.

No han dado el juego esperado los victorinos pero eso no justifica la falta de casta de otros toros. Escribano se ha confirmado como un valiente profesional.

POSTDATA: La semana pasada, en Las Ventas, realizó su primer acto el Club Taurino de Rusia, con sede en Madrid. Acompañé a Nina Solovyeva, profesora de la Universidad de Moscú, en el desarrollo del tema «El toro, concepto clave de la cultura y el lenguaje de España». Ella descubrió nuestra Fiesta cuando visitó España Gprbachov y escuchó, en TV, que algunos le aclamaban llamándole «torero». Como no lo entendía, fue a una corrida, le apareció apasionante, estudió el lenguaje taurino y realizó una Tesis Doctoral (¡ojo!, una Tesis, no un Máster) sobre ese tema. Su conclusión es que ciertos conceptos definen la cultura de un país: en Alemania, la puntualidad; en Inglaterra, la privacidad; en Francia, el «savoir vivre»; en España, sin duda alguna, el toro, aunque ahora algunos se empeñen en negarlo. Recordé yo que ha habido dos intentos de celebrar corridas en Rusia: el de Luis Miguel y el de Raúl Galindo, que apareció, vestido de luces, en la Plaza Roja de Moscú. Se vendieron muchísimas entradas pero la Iglesia Ortodoxa Rusa logró prohibir el espectáculo. Ahora, en España, algunos quieren parecerse a los ortodoxos rusos.

SEVILLAActualizado:Actualizar

Sexto toro

Ya está el último en el albero, Estufista, número 26, cárdeno oscuro, de 562 kilos. Luque busca el temple en el quite a la verónica. Bien su cuadrilla. Obedece este toro, con opciones. El sevillano va tirando del victorino y sacando series notables. Suena la música para Luque. Por el izquierdo le cuesta más humillar y se despide con la cara alta. Deja un desdén mirando al tendido en una labor que gusta al público aunque no cuaja. Pinchazo y estocada caída atravesada. Palmas.

Sexto toro
Sexto toro- Fotos: Toromedia

Quinto toro

Escribano se marcha otra vez a portagayola a recibir a Pacense, número 80, cárdeno bragado, de 565 kilos. Se le viene el toro, que pasa por encima. Tremendo susto. No se amilana y se pone otra vez de rodillas en una larga cambiada, cosida a unas emocionantísimas verónicas, con el público en pie. Explosión de emociones en la Maestranza. De nuevo arriesga en banderillas, esta vez con su par por dentro. Brinda a Emilio Parejo. Hay varios naturales cadenciosos, con la embestida dormidita, con más clase. Diferente a sus hermanos es este toro, aunque se va apagando y quedando corto. Mata bien de una estocada fulminante. Merecida vuelta al ruedo.

Quinto toro
Quinto toro

Cuarto toro

Sale Morritos, número 94, cárdeno bragado, de 523 kilos. Sale con mucha viveza. Lo pican muy trasero. Luego, en la faena, desarma este ejemplar en los primeros compases a Antonio Ferrera, que no tiene suerte con este toro, que parece haberse descoordinado. Esta vez entierra una estocada a la primera. Silencio.

Tercer toro

Bolsero, número 86, cárdeno oscuro, de 545 kilos. Se frena mucho, con peligro. Se lleva por delante al banderillero Juan Contreras: el pitón le hace una radiografía en la chaquetilla. Buen quite de Araujo. Tarea ardua para Daniel Luque, el toro no regala nada. Hay que hacer de tripas corazón. Y Luque hace un esfuerzo con el victorino, dándole un toque fuerte e intentando ganarle la acción. Se revuelve rapidísimo por el izquierdo, es un toro de enfermería. Muy dispuesto el torero de Gerena. Tres pinchazos, otro hondo. Se traga la muerte el toro, lo que hace que luego aplaudan en el arrastre a este Bolsero. Un sector aplaude luego también a Luque.

Tercer toro
Tercer toro

Segundo toro

Portero se llama el segundo, número 64, cárdeno oescuro, de 524 kilos. Manuel Escribano se marcha a la puerta de chiqueros. Aguanta el sevillano frente al portón de los miedos. Emocionante el saludo, unido a la verónica. Arriesga también en banderillas, muy aplaudidas. Todo lo quiere por abajo este serio victorino, con el que Escribano hace un esfuerzo y saca naturales de mérito. Necesita su tiempo y su espacio este toro, con las dificultades de la casta. Lo caza con habilidad de una estocada en el rincón algo tendida, que requiere el uso del descabello. Saludos.

Segundo toro
Segundo toro

Primer toro

Sale Escriño, número 67, cárdeno bragado, de 554 kilos, un victorino de guapa y chata estampa, ovacionado de salida. Ferrera lo lidia desde la salida a la perfección, guiando la embestida del toro. Siguiendo su decisión esta temporada, no banderillea. Protesta el toro, justo de casta y fuerza, que no se entrega nunca, a derechas. También a izquierdas se queda corto, aunque algo menos. El extremeño tira de técnica y oficio pero el brillo no es posible. Pincha, en el segundo pinchazo el toro le pega un tremendo derrote en la mano. Dos pinchazos y estocada baja.

Paseíllo

Hacen el paseíllo Ferrera, de frambuesa y oro; Escribano, de habano y oro, y Luque, de tabaco y oro.

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la quinta corrida de la Feria de Abril de Sevilla. En el cartel, toros de Victorino Martín para Antonio Ferrera, Manuel Escribano y Daniel Luque. ¡Suerte para todos!

SEVILLAActualizado:

Llegan los toros de la A coronada a Sevilla, la primera Feria de Abril sin Victorino Martín Andrés. Los seis ejemplares de Las Tiesas de Santa María acaban de ser sorteados. Darán cuenta de ellos Antonio Ferrera, Manuel Escribano -en el recuerdo el indulto histórico a «Cobradiezmos»- y Daniel Luque. En ABC.es narraremos el festejo en directo, toro a toro.

Este es el orden de lidia:

1. Escriño, número 67, cárdeno bragado, de 554 kilos.

2. Portero, número 64, cárdeno oescuro, de 524 kilos.

3. Bolsero, número 86, cárdeno oscuro, de 545 kilos.

4. Morritos, número 94, cárdeno bragado, de 523 kilos.

5. Pacense, número 80, cárdeno bragado, de 565 kilos.

6. Estufista, número 26, cárdeno oscuro, de 562 kilos.

El primer sobrero es de la ganadería titular y el segundo de La Palmosilla. Estos son sus datos:

1. Digerible, número 83, cárdeno bragado, de 564 kilos.

2. Aparentón, número 27, negro listón, de 585 kilos.

Las cuadrillas

1. ANTONIO FERRERA

Banderilleros:

José M. Calvo ‘Montoliú’ (Sangre de toro y plata)

Javier Valdeoro (Gris plomo y azabache)

Francisco J. Sánchez Araújo (Rosa y azabache)

Picadores:

Antonio Prieto (Sangre de toro y oro)

José M. González (Azul marino y oro)

2. MANUEL ESCRIBANO

Banderilleros:

Juan Sierra (Verde botella y plata)

Abraham Neiro (Buganvilla y plata)

José Luis Neiro (Azul y azabache)

Picadores:

Curro Sanlúcar (Tabaco y Oro)

‘Chicharito’ (Negro y oro)

3. DANIEL LUQUE

Banderilleros:

Raúl Caricol (Tabaco y plata)

Juan Contreras (Azul marino y azabache)

Alfredo Cervantes (Burdeos y azabache)

Picadores:

‘El Patillas’ (Azul marino y oro)

Juan de Dios Quinta (Verde y oro)