El novillero afronta un año definitivo en su carrera con el debut en Madrid y la alternativa en Sevilla
El novillero afronta un año definitivo en su carrera con el debut en Madrid y la alternativa en Sevilla - JUAN FLORES
ENTREVISTA

Alfonso Cadaval: «Es un lujo y un privilegio tener Madrid y Sevilla»

El sevillano debuta en Las Ventas este lunes en la novillada del Conde de Mayalde

Actualizado:

La temporada de 2018 es definitiva para la carrera de Alfonso Cadaval (Sevilla, 1994). Este lunes 21 de mayo debuta en Madrid con la novillada del Conde de Mayalde con Pablo Atienza y Toñete. «Estoy tranquilo, en mi rutina, tentando en el campo ya que con la lluvia se ha retrasado. No ha cambiado con respecto a otros años y a otras temporadas, sabiendo todo lo que conlleva Madrid pero siguiendo mi camino de siempre», asegura.

Llega a Las Ventas con dos festejos, Olivenza y Aguascalientes, donde debutó el Domingo de Ramos. «Tal y como están las cosas es muy difícil y como no hay novilladas es así. Sabemos que los festejos empiezan a romper a partir de ahora hacia adelante y hay que afrontarlo como viene».

Es un año de retos. A los diez días de Madrid, se despide de novillero en Sevilla el día del Corpus. «Mis temporadas en este aspecto han sido siempre así, ir a los sitios clave sin haberme rodado mucho, lo tengo casi por rutina. El año pasado fueron dos tardes en la Maestranza con muchísima responsabilidad y tampoco había toreado apenas. Mi carrera con caballos ha sido de torear donde te lo juegas todo a una carta y de momento no me está saliendo mal. En 2017, de las diez novilladas que toreé la mayoría fueron en plazas relevantes» .

Es la situación del escalafón novilleril: no hay posibilidad de rodaje previo. «Esta es una época de pocas lamentaciones y hay que adaptarse al momento. Es un lujo y un privilegio tener Madrid y Sevilla. Hay que aprovecharlo. No hay que quejarse de la situación ya que es para mí y para todos los novilleros. El presente es este y no hay que pensar si hace unos años era diferente», señala Cadaval.

¿Pensaba en tomar la alternativa este año cuando acabó 2017? «Estoy muy contento pero no me planteaba tomarla. Tenía en mente Madrid, era mi objetivo total y una tarde en Sevilla de novillero pero salió esta posibilidad y en mis circunstancias quién dice que no a una oportunidad como esta. Por eso me motivan tanto estas fechas. Me exijo, es el año, y si pasa algo voy a torear más y a llegar a septiembre más hecho».

Su año depende de sus triunfos. «Hay sitios a los que me gustaría ir donde están esperando a ver qué pasa: Pamplona, Santander o Gijón». Antes le espera una cita en Madrid. «Tengo mucha fe en la ganadería del Conde de Mayalde y con dos compañeros, cada uno en circunstancias distintas, que me motivan. Tambien sé cómo va a estar el ambiente de Madrid. Llevo 20 novilladas desde que empecé mi carrera. Lo primero es exigirte a ti mismo y al final está muy claro que si triunfas seguro que te ponen en más carteles. Ahí está el reto», concluye.