Cristina Sánchez y Carmen Calvo este martes por la tarde en la Fundación Cajasol
Cristina Sánchez y Carmen Calvo este martes por la tarde en la Fundación Cajasol - J. M. SERRANO

Carmen Calvo: «Los toreros son los únicos artistas que hablan poco de su arte»

Carmen Calvo y Cristina Sánchez protagonizaron una nueva edición de los mano a mano de la Fundación Cajasol

SEVILLAActualizado:

El toro y la política fue el tema del número 45 de los mano a mano de Cajasol. Era la primera vez que dos mujeres participaban como protagonistas de esta cita de gran nivel que arrancó con una certera pregunta: ¿Tiene color político la Fiesta de los Toros? «Afortunadamente no, la fiesta es parte de la libertad individual otra cosa es que se use políticamente y haya partidos políticos contrarios», aseguró la política y doctora en Derecho Constitucional, Carmen Calvo.

La torero Cristina Sánchez introdujo un matiz: «Nunca la han tenido, los toros están arraigados a la cultura del pueblo pero lo estamos padeciendo y no se habla de toros como se debería dentro de la cultura». En este sentido Calvo citó a Valle Inclán al señalar que «siempre ha habido antitaurinos y llevamos dándole vueltas a la misma farola trescientos años» aunque lamentó que «los toreros son los únicos artistas que hablan poco de su arte y dejan mucho espacio a que otros digan barbaridades». En este asunto coincidió con Cristina Sánchez que apuntó que «a los taurinos nos han comido el terreno y es difícil luchar contra las instituciones que vetan a la Fiesta».

Valores de la tauromaquia

Qué hace la política por los toros fue otro de los temas abordados antes de ahondar en los valores de la tauromaquia. Para Calvo «cuando nos han atacado hemos dado un giro hacia el origen ya que los toros son un hecho artístico, están llenos de historia y de identidad cultural que deben protegerse. El toreo es una manifestación muy artística, profunda y estética». Al comienzo del mano a mano ya había apuntado lo que significa el toreo para ella. «Torear es algo tan tremendo y tan maravilloso que entiendo que haya gente que no lo comprenda».

Cristina coincidió en que «se ha reaccionado tarde para proteger la tauromaquia» e hizo referencia al uso de las redes sociales donde «los animalistas han adoctrinado a los jóvenes, con una organización magnífica y mucho dinero detrás» aunque destacó que se trata de «un animalismo mal entendido en el que los animales tienen más derechos que las personas».

Antes de abordar sus experiencias vitales definieron el torero como «una metáfora de la vida y una forma de enfrentarse a morir», sentenció Carmen Calvo, «los que no son valientes no están dispuestos a asumir que hay que sufrir para conseguir las cosas, no hay cultura del esfuerzo, vivimos en una sociedad donde todo tiene que ser fácil, estar asegurado». Unos sentimientos que coinciden con las vivencias de Cristina Sánchez que habló de su experiencia. «Lo que soy hoy me lo ha dado la tauromaquia, nadie confiaba en mí e iba en contra de todos. Me movió una pasión, mi sueño y forjé mi camino con dolor, incomprensión y esfuerzo».

Asimismo, Carmen Calvo comparó el toreo y la política. «El toreo imprime carácter y en la política también te preguntas por qué te dedicas a esto con el sufrimiento que conlleva. Yo afronto la vida como si toreara y creo modestamente que tengo la misma actitud de un torero. Lo he sentido hace poco con el famoso artículo 155», aseguró Calvo, que ha asesorado a Pedro Sánchez en este asunto.