Paseíllo en la Monumental.
Paseíllo en la Monumental. - COLECCION DE LOS AUTORES-ABC
REPORTAJE

La Monumental de Sevilla: 100 años del sueño de Joselito

Un libro recupera la memoria de la plaza de toros inaugurada el 6 de junio de 1918 y desmiente que tuviera problemas de estructura para ser demolida

Actualizado:

Hace cien años, el 6 de junio de 1918, Joselito, Curro Posada y «Fortuna» se anunciaron con los toros de Juan Contreras en la corrida inaugural de la Plaza de Toros Monumental de Sevilla. Hoy hace cien años del sueño hecho realidad de José Gómez Ortega: que Sevilla fuera la capital mundial del toreo.

«Joselito El Gallo», «Gallito», sin duda, el Rey de los Toreros contó con José Julio Lissen Hidalgo, un acaudalado partidario que impulsó la construcción de este edificio en unos terrenos de su propiedad en la avenida de Monte Rey (actual Eduardo Dato). Eligió al arquitecto Francisco Urcola Lazcanotegui – autor del hotel María Cristina y Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián– y de 1916 a 1918 se construyó en la ciudad un imponente edificio de hormigón, un coso taurino con capacidad para 23.055 espectadores que estuvo en uso hasta la temporada de 1920.

¿Qué pasó con este majestuoso coso taurino? La «versión oficial» es que tuvo que ser derribado en 1930 por problemas de estructura como ya ocurrió en las dos pruebas de carga a las que fue sometido en 1917 y 1918. Esta tarde se presenta en el Ateneo de Sevilla «Plaza de Toros Monumental de Sevilla. La dignidad de un proyecto» (Grupo Nexo, 2018), un libro que demuestra que esta no fue la causa ya que el edificio no tenía ningún problema técnico.

El trabajo es fruto de nueve años de investigación en archivos de Sevilla y Madrid de tres personas que han unido su profesión y su afición. El arquitecto Fidel Carrasco Andrés y su hermano Julio, que es arquitecto técnico, junto a Carmen del Castillo Rodríguez. «La Plaza de Toros Monumental fue un edificio relevante desde el punto de vista técnico y alcanzó nivel internacional como muestra que apareciera en la portada del periódico «The Illustrated London News» el 8 de noviembre de 1919», recoge el estudio.

El origen de este riguroso y pormenorizado libro, que incluye fotografías, carteles y entradas de toros así como referencias a crónicas de prensa de la época es un estudio de los autores –especialistas en cálculo de estructuras– publicado en dos revistas científicas. «Además de su solidez desmitificamos otras cuestiones como que era muy grande y nunca se llenó o que hacía competencia desleal a la Maestranza con el precio de las entradas», asegura Fidel.

El libro cuenta con un prólogo de Ignacio Sánchez Mejías y un epílogo de Manuel Grosso en el que apuntan muchas claves para cuestionar la «versión oficial». La dedicatoria es para los artífices de este sueño: José Gómez Ortega, Francisco Urcola y José Julio Lissen. Esta obra imprescindible recupera gran parte de la historia de la Monumental de Sevilla que quedó en el olvido y sobre todo honra su memoria.