García Navarrete, Carlos Ochoa y Daniel de la Fuente
García Navarrete, Carlos Ochoa y Daniel de la Fuente - Pepe Ortega y Juan Flores
TOROS EN SEVILLA

Nueva cita con la ilusión en las novilladas del abono de Sevilla

García Navarrete, Carlos Ochoa y el sevillano Daniel de la Fuente forman la terna de este jueves en el que debuta en la Maestranza la ganadería de Antonio López Gibaja

Actualizado:

Este jueves se celebra la quinta de las siete novilladas programadas esta temporada en el abono maestrante. El jienense García Navarrete, el madrileño Carlos Ochoa y el sevillano de La Puebla del Río, Daniel de la Fuente se anuncian con el encierro de Antonio López Gibaja, que debuta en la Plaza de Toros de Sevilla. Como ya ocurrió la semana pasada, el festejo se celebrará en horario nocturno a partir de las nueve y media de la noche.

Daniel García Navarrete (Vilches, Jaén, 1994) debuta en Sevilla, una cita fundamental a la que llega «muy ilusionado y con muchas ganas ya que para mi es una plaza muy importante. Sé que va a ser una tarde bonita y que la voy a disfrutar en la que se va a ver el toreo que llevo dentro». Llega recuperado de un percance que tuvo en Madrid «quizá más fuerte que nunca». Se define como un torero al que «le gusta el toreo puro y torear despacio aunque luego depende mucho del animal, lo que intento es que mi faena llegue arriba al tendido». La de 2018 será su tercera temporada con caballos aunque todavía no tiene planes. «Todo depende de cómo vaya el año. No me planteo la alternativa, voy aprendiendo de mi profesión y teniendo más oficio. Para llegar al doctorado tienen que pasar muchas cosas importantes. Tengo mucha fe en Sevilla y en las principales ferias de novilladas», asegura. Irá a Almería, a Francia, a Vilaseca de la Sagra, Arganda, Calasparra, Colmenar Viejo. Quiere confirmar la campaña anterior, en la que toreó 11 festejos, marcada por la cornada de Madrid y una fractura de clavícula que le hizo perder muchas fechas. Comenzó «haciendo la tapia» en las ganaderías de su tierra hasta que lo descubrió Tomás Campuzano, su actual apoderado, «un maestro que me aporta mucho al que le estoy muy agradecido».

Para Carlos Ochoa (Madrid, 1997) será su reaparición después de una cornada sufrida en Las Ventas de la que ya está recuperado «gracias a las sesiones de fisioterapia y a que la recuperación se hace más liviana teniendo en el horizonte torear en Sevilla, no hay mejor sitio». Ochoa vuelve después de dar una vuelta al ruedo el año pasado en la novillada de El Juli «que toreé con una ilusión tremenda, en la que tuve buenas sensaciones y llevo un año soñando con volver». Esta noche llega «con más oficio, muy mentalizado, con muchas ganas de que salgan las cosas y de triunfar ya que por mi parte no va a quedar y la entrega va a ser máxima». En 2017 toreó 18 novilladas a pesar de la dificultad del escalafón. «Fue un año muy bonito en el que pisé plazas importantes que me hizo crecer como torero y ahora quiero cumplir mis objetivos, el primero es Sevilla que merece toda mi atención». De los próximos contratos prefiere no saber nada ya que «quien se encarga es el maestro Rafael de Julia, una pieza fundamental» que lo apodera desde sus inicios en la escuela de Madrid.

Daniel de la Fuente (La Puebla del Río, 1995) tiene un reto más importante si cabe. Tras ser el triunfador del ciclo de novilladas de promoción de 2017, debutará con picadores esta noche en la Maestranza. El joven sevillano tiene una legión de partidarios que lo acompañan. Días previos a su estreno con caballos ha habido una campaña en las Redes Sociales de apoyo al novillero #YosoydelLiqui, en la que han mostrado su apoyo personas de distintos lugares de la geografía.