José Luque Teruel con el pañuelo naranja que indica el indulto de «Orgullito», de Garcigrande
José Luque Teruel con el pañuelo naranja que indica el indulto de «Orgullito», de Garcigrande - RAÚL DOBLADO
Toros

La presidencia de la Real Maestranza, a examen

Pulsamos la opinión de los periodistas y la afición sobre las decisiones del palco en la pasada Feria de Abril

Actualizado:

El criterio del palco presidencial a la hora de conceder trofeos, la presentación del ganado, el indulto y la aplicación del Reglamento taurino han estado presentes en la Feria de Abril de 2018. Para analizarlo, pulsamos la opinión de dos periodistas: Vicente Zabala de la Serna (El Mundo) y Juan Diego Madueño (El Español).

¿Cómo ha visto la actuación del palco? «No me ha sorprendido que unos hayan sido más serios que otros porque en Madrid estamos acostumbrados donde hay cinco equipos y no se ponen de acuerdo» asegura Madueño. Coincide con Zabala. «No solo pasa en Sevilla, en Madrid y en Valencia hay distintos criterios con respecto a los toros y a los trofeos».

Respecto a la concesión de la primera oreja y al cambio de Reglamento tienen dudas. «No hay discusión en que la primera oreja es del público, lo pone el Reglamento pero los presidentes optan por educar. Se piden orejas que con la colocación de la espada no se tendrían que pedir. O se cambia el Reglamento o se cumple pero no podemos aplicarlo según convenga», analiza Madueño. Para Zabala «hay un choque entre el Reglamento y el sentido común y el criterio del aficionado. Conjugar los dos extremos es difícil. Hay que discernir entre el que se tira a matar o el que se sale de la suerte. No sé si el presidente debe ser educador de públicos. Igual hay que modificarlo pero no creo que sea positivo quitar ese derecho al público que es soberano. Hay un excesivo protagonismo de presidentes y veterinarios».

¿Qué le ha parecido el indulto? «El indulto se ha asimilado a dar un rabo. «Arrojado» era un toro para eso. «Orgullito» fue de indulto aunque igual no en otras manos. Pero si es indulto hay que dar el rabo», señala Madueño. Para Zabala, «el indulto de forma abusiva y contra los antitaurinos me parece un error. Tiene que premiar la excelencia de la bravura. El de El Juli ha sido uno de los que más me han congratulado. El toro fue una máquina de embestir y el torero estuvo mayúsculo. Mereció el rabo».

Con respecto a la presentación de los toros coinciden. «La primera semana me sorprendió. En Sevilla esperas el toro bonito y ves la Palmosilla, dos puntos por encima. Y por poco hecha El Pilar. El toro perfecto es el de Juan Pedro al que Manzanares le cortó la oreja y «Cobradiezmos». Para Zabala «hay que igualar los criterios. He visto dos Ferias, hasta la de Victorino que fue muy entipada. Salió el toro de Sevilla en Cuvillo, Garcigrande y Juan Pedro. La Palmosilla, Fuente Ymbro y Torrestrella se fueron por encima».