Indy 500

Alonso repite puesto pero obtiene sus mejores registros de velocidad

El asturiano completó 96 vueltas al circuito del Indianapolis Motor Speedway y quedó cuarto

Fernando Alonso, en Indianápolis
Fernando Alonso, en Indianápolis - USA Today Sports
EFE Los Ángeles - Actualizado: Guardado en: Deportes

Fernando Alonso, doble campeón del mundo de Fórmula 1, ha repetido su cuarto puesto en la cuarta jornada de entrenamientos libres con vistas a la carrera de las 500 Millas de Indianápolis, pero obtuvo sus mejores registros en cuanto a velocidad hasta ahora.

El piloto español, muy cómodo ya en el óvalo, marcó una velocidad media de 225,618 millas por hora (363,09 kilómetros por hora), solo por debajo de las cifras obtenidas por Jay Howard (226,744 millas por hora), Ryan Hunter-Reay (225,826 millas por hora) y Marco Andretti (225,709 millas por hora), todos con motores Honda. El asturiano completó 96 vueltas al circuito del Indianapolis Motor Speedway y quedó noveno en la tabla de registros sin rebufo, con una marca de 223,687 millas por hora (359,98 kilómetros por hora).

La jornada sirvió para entrenar la circulación en grupo y con tráfico, además de configurar los monoplazas para las pruebas en vistas a la calificación, especialmente durante la denominada «happy hour», la última hora de entrenamientos; en esos instantes se aprovecha la menor temperatura en la pista, lo que provoca más velocidad y más rendimiento de los motores. Este viernes se dará paso al llamado «Fast Friday», donde se amplía la potencia del turbocompresor y se producirán velocidades aún mayores, según detalla la web oficial del evento.

El también español Oriol Serviá (Rahal Letterman Lanigan Racing), de 42 años y que afronta su novena experiencia en la Indy 500, acabó este jueves en el octavo puesto con una velocidad punta de 224,837 millas por hora. Por otra parte, el estadounidense Josef Newgarden dio el susto con un aparatoso accidente tras impactar contra las barreras, pero el piloto salió completamente ileso.

Además, Fernando Alonsoha publicado sus sensaciones previas a la disputa de la 101 edición de las 500 millas de Indianápolis en la página web «The Players' Tribune», donde aseguró que necesita vivir esa experiencia.

«Me encantan las carreras. Las carreras de verdad. Y por esa razón es por la que, el 28 de mayo, durante el mayor fin de semana para los deportes de moto, no estaré con mi equipo de Fórmula Uno en el gran premio de Mónaco. Estaré en Indianápolis. Corriendo en el Brickyard. Porque lo necesito», manifestó el piloto español. «La Indy 500 es uno de los mayores eventos del deporte. Pilotos de todo el mundo lo saben. Pertenezco a ello. Porque soy piloto. Siempre lo he sido, y siempre lo seré», declaró en esa web, reservada para que los deportistas dejen sus sensaciones sin filtros, a modo de diario personal. «Es hora de probar algo nuevo. Un nuevo circuito. Un nuevo coche. Un nuevo mundo», prosiguió el asturiano, quien reconoce en esas líneas que llevaba pensando dar este salto desde hace cuatro o cinco años.

«Conocía algunos de los nombres y los equipos, pero básicamente todo es información nueva para mí. Vuelvo a hacer lo que más me gusta, que es aprender. Todo el mundo, empezando por mi equipo McLaren-Honda-Andretti, y pasando por quienes he conocido durante mi tiempo en EE.UU., me ha ayudado mucho», indicó. En el texto, Alonso recuerda cómo su padre construyó un kart para que lo utilizara su hermana. Pero ella no tenía ningún interés en el vehículo, así que fue él quien le dio uso. «Como mi primer kart, este coche (en la Indy 500) no fue construido para mí. No soy el piloto previsto, pero voy a hacer todo lo que pueda para hacer que la gente que lo construyó se sienta orgullosa. Y puede que esto sea el comienzo de un nuevo viaje para mí también», sostuvo Alonso.

El piloto subrayó que no está en Indianápolis de vacaciones o únicamente para disfrutar. «Soy un piloto de carreras, vengo a correr. Sobre todo, espero que esta sea una experiencia que me lleve conmigo para el resto de mis días. Espero que los sentimientos que tenga y las cosas que vea se queden en mi mente para siempre», valoró. «Y espero», concluyó, «que al final de esas 500 millas, haya aprendido algo que nunca supe».

Toda la actualidad en portada

comentarios