Fútbol Sala

El increíble «show» de Ricardinho que la tangana empañó

El luso levantó a la grada con dos golazos y varias jugadas de ensueño, pero la vergonzosa pelea le dejó en segundo plano

Ricardinho mira a la puerta rival ante el acoso de Marinovic
Ricardinho mira a la puerta rival ante el acoso de Marinovic - SANDRA SANTIAGO (MOVISTAR INTER)

La vergonzosa tangana en el final del clásico entre Movistar Inter y ElPozo Murcia hizo un flaco favor al fútbol sala. La actitud de algunos de los protagonistas del choque en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz y la posterior pelea junto al banquillo visitante dejaron en segundo plano un magnífico partido y colocaron a este deporte de nuevo en los grandes medios por un suceso en lugar de por su espectacularidad.

Al acabar el encuentro se habló poco de la importante victoria del conjunto madrileño (6-4), que le mantuvo en el liderato de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS); o de la magnífica respuesta de los murcianos, plantando cara en casa de su histórico rival y vigente campeón liguero, con bajas tan importantes como las de Miguelín, Cardinal o Andresito. Todos los focos eran para el vídeo de la bochornosa refriega entre los dos equipos históricos del futsal español.

Por el camino se perdió también la extraordinaria puesta en escena de Ricardinho sobre la pista azul de la LNFS. El portugués levantó en varias ocasiones a la grada con sus atrevidos regates, y fue uno de los jugadores más desequilibrantes sobre la tarima, con dos magníficos goles a la postre vitales para la victoria de los suyos.

Al acabar el encuentro el propio Ricardinho se lamentaba de la mala imagen ofrecida en el pabellón Jorge Garbajosa: «Si de verdad queremos que nuestro deporte sea olímpico no pueden pasar esta cosas».

Toda la actualidad en portada

comentarios