Fútbol sala

Vergonzosa tangana en el clásico del futsal español

El Inter-ElPozo dejó espectaculares goles y regates, pero quedaron eclipsados por una feísima pelea

Ricardinho, estrella de Movistar Inter
Ricardinho, estrella de Movistar Inter - LNFS

Inter Movistar y ElPozo Murcia protagonizaron este miércoles en el pabellón Jorge Garbajosa de Torrejón de Ardoz el último clásico del fútbol sala español. Los madrileños, líderes de la liga, y los murcianos, terceros pero con importantes bajas, dieron lo mejor de si mismos sobre la pista en un choque digno del potencial de ambos equipos, en un espectáculo de regates, goles y vértigo. Pero todo se torció en los minutos finales del encuentro con una fea tangana junto al banquillo visitante que empañó un gran partido.

La tensión es un ingrediente habitual en cualquier clásico. Lo es en un Real Madrid-Barcelona y lo es también en un Inter-ElPozo. Independientemente de que la mitad de los jugadores compartan convocatorias de la selección y tengan una magnífica relación. Pero en el caso del futsal, la permisividad de los árbitros en los últimos años, influída quizás por el estilo de los arbitrajes internacionales, ha propiciado que se cruce la línea roja y de la tensión y la dureza se pase ya en demasiadas ocasiones a la violencia, las posteriores «cuentas pendientes» y, finalmente, las agresiones.

Ayer en Torrejón, con un marcador apretado y mucho nerviosismo acumulándose jugada tras jugada, los protagonistas del partido acabaron explotando. Sucedió cerca del banquillo de ElPozo. Un empujón de Álex a Rivillos para sacar rápido de banda, un intento de zancadilla del torrejonero, un empujón de Matteus... hasta llegar a un doble manotazo entre el propio Matteus y su técnico, Duda, al jugador de Movistar Inter. Y a partir de ahí la descomunal tangana, con algunos jugadores tratando de poner calma y otros encendiendo aún más los ánimos.

Al final, el visitante Matteus, el local Ortiz y los técnicos Jesús Velasco y Duda vieron la tarjeta roja. Pero lo peor fueron las imágenes de televisión, que volvieron a ofrecer la peor cara del fútbol sala y ensuciaron lo que había sido un precioso partido sobre el 40x20. La diferencia entre que hoy se hable de los golazos de Ricardinho o de una pelea barriobajera.

Brillante Ricardinho

El resultado fue de 6-4 para Movistar Inter, que defendió su liderato y venció por fin esta temporada a los de Duda. Los de Jesús Velasco tienen un punto más que el Barcelona Lassa y siete sobre los murcianos. Antes de que los jugadores estuviesen más pendientes de marcar su territorio que de los regates y los goles, Ricardinho había sido el más destacado sobre la pista azul, con dos auténticos golazos.

El conjunto madrileño llegó al descanso con una clara ventaja de 4-1 con el doblete del portugués y goles de Daniel y Borja, mientras que el del cuadro murciano fue obra de Pito tras un monumental error de Carlos Ortiz.

En la segunda parte Álex anotó el 4-2 para ElPozo Murcia, aunque Borja, a falta de diez minutos, estableció un 5-2 que parecía ya decisivo. Sin embargo, dos tantos seguidos de Borja y Pito llevaron la emoción al marcador (5-4) y ElPozo se volcó sobre la meta de Jesús Herrero. En una contra, Pola, cuando quedaban menos de dos minutos, estableció el definitivo 6-4.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios