Juan Luis Aguado (Foto: Rocío Ruz)
Juan Luis Aguado (Foto: Rocío Ruz)

Aguado: “Las sociedades de Lopera garantizaban los déficits que pudiera haber en los ejercicios económicos”

"La pelota entraba y veíamos que lo que se hacía podía engrandecer al Betis", dijo el exdirectivo bético

Por  11:40 h.

Después de Balbino de Bernardo, le tocó el turno para declarar a Juan Luis Aguado, también exconsejero del Betis desde 1991 y secretario del consejo de administración entre 1993 y 2006 durante la gestión de Lopera al frente de la entidad heliopolitana. Aguado comenzó afirmando que “no conocí a Oliver, pero sí a Lopera, Guillermo Molina, Javier Páez, Ángel Martín y Ana María Ruiz Peña”. A preguntas de la Fiscal, Aguado respondió que “sí recuerdo el Plan de Saneamiento pero no recuerdo lo que se pagaba posteriormente. Lopera avalaba las cantidades pendientes con ciertos documentos de pago. Abrimos cuentas a nombre de Lopera, Martín y mío propio para ir captando el capital hasta que se constituyera el Betis como Sociedad Anónima Deportiva. Lopera era el que administraba las cuentas. Yo revisaba lo que firmaba, que eran para nóminas o fichajes y demás. Recuerdo que las sociedades de Lopera garantizaban los posibles déficits que pudiera haber en los ejercicios económicos. Era público, incluso en la prensa aparecía y en las juntas generales. Las funciones económicas las realizaba Lopera como consejero delegado. Las cuentas se auditaban externamente y nosotros firmábamos. ¿Los informes del auditor? La verdad es que lo que nosotros hacíamos era firmar las cuentas”.

Interesante estuvo la Fiscal a la hora de preguntar sobre la suscripción de acciones del Betis por parte de Lopera y Farusa. Aguado respondió que “hubo impago de acciones que se suscribieron y no se pagaron. Nosotros vendimos acciones en letras que vinieron devueltas. Todas esas cantidades las suscribió Farusa y esas acciones las representó esta sociedad. Esas acciones las tenía Farusa”. En relación a lo que hacían los consejeros en aquella época, Aguado contestó que “los consejeros teníamos labores de seguridad, protocolo, portavocía, asesoría jurídica, etc. Lopera llevaba todas las relaciones de contratos con terceros. No se nos informaba de nada”.

Cuestionado por el entramado empresarial formado por Lopera en torno al Real Betis, Aguado advirtió que “recuerdo que de Tegasa se pasó el contrato a Encadesa pero no sé el motivo ni la razón. Sabíamos que los socios de Encadesa serían personas de alguna forma ligadas al Betis. Y es posible que a don Manuel. ¿Las obras del estadio? Yo no conocía los contratos de obras del estadio, ni las cantidades. Yo no conocía que el Betis titulara con entidades financieras líneas de crédito ni nada para financiar su desarrollo. ¿La financiación del Betis? No sé cómo se financiaba el club. El tema económico lo llevaba directamente Lopera. Nosotros hacíamos nuestra parcela, esa era suya”, concluyó Aguado a preguntas de la Fiscal.

En el turno de preguntas del abogado del Betis, Aguado explicó, sobre esas cuentas bancarias creadas con la firma de él mismo, Martín, Lopera y Ruiz Peña que “eran sólo para cobro de acciones. Después también sirvieron para pagos, pero al principio eran para la suscripción de acciones. Por ejemplo a mí Hacienda me requirió porque en el IRPF no declaraba esos rendimientos, pero Ángel Martín y yo fuimos a la AEAT y quedó cerrado. ¿Los contratos con Tegasa y Encadesa? Yo no leí los contratos del Betis con Tegasa y Encadesa. Lopera no nos preguntó nuestra opinión, no los llevó a consejo. Sé la trascendencia que tenían esos contratos pero no se dijo nada en los consejos. En una junta se votó uno de los contratos. No sé el año pero tiene que estar en el acta esa junta general. No sé quiénes eran los representantes legales de Tegasa y Encadesa. ¿Las obras del estadio? De eso se encargaba Lopera con los arquitectos que había en el consejo. No votábamos sobre eso. Nosotros, al tener la mayoría del capital el señor Lopera y ser él el consejero delegado, sabíamos que la responsabilidad también era suya. ¿Algún documento de exoneración de responsabilidades? No recuerdo haber firmado ningún documento sobre esto, no existe ese documento”.

Aguado también respondió a preguntas del abogado de Béticos por el Villamarín. El exconsejero dijo, sobre los contratos con Tegasa y Encadesa, que “los ingresos y gastos los asumía Tegasa para que el club no tuviese que pagar ni un céntimo. Había temas que sí se comentaban en los consejos pero hay que situarse ahí. En el fútbol lo que manda es la pelota y entraba. Entraba la pelotita y se veía que todo lo que se podía hacer engrandecía al Betis. Pero nosotros no interveníamos en nada de Tegasa”. Interpelado por las cuentas del club, Aguado dijo que “”no teníamos información económica previa a la junta porque tampoco la pedía nadie. Yo era titular de las cuentas pero las gestionaba Lopera. Los rendimientos figuraban en la contabilidad del Betis. Me imagino que seguían tituladas a nuestro nombre porque podía haber cuentas pendientes. Teníamos confianza en él y su gestión. Lo que yo firmaba eran gastos corrientes del Betis. Me venía la orden directamente”.

En respuestas a cuestiones del abogado de Por Nuestro Betis, Juan Luis Aguado advirtió que “todas las decisiones las tomaba Lopera. No le pedíamos explicaciones. El consejo no participaba en la redacción de los contratos con Tegasa o Encadesa. Teníamos conocimiento de que Tegasa y Encadesa eran sociedades que Lopera conocía. Él firmaba por parte del Betis. Esas sociedades garantizaban el presupuesto del Betis pero no sé a cambio de qué. No conozco los contratos. ¿Tegasa y la venta de Roberto Ríos? No se informó al consejo del porcentaje para Tegasa del traspaso de Roberto Ríos. El delito fiscal lo conocimos por la prensa. En el consejo no se nos informó de la condena a Lopera por el delito fiscal”. Aguado, a preguntas del abogado de PNB sobre detalles clave de los contratos de Tegasa o Encadesa, respondió a todo que “no”. Después, Aguado dijo que “nosotros no revisábamos las cuentas anuales. No conocí ningún contrato, sólo uno que se leyó en una junta”.

En el turno de preguntas de la defensa de Lopera, encabezada por la letrada Encarnación Molino, Aguado contestó que “Lopera llega al Betis en el 91. El Betis acababa de descender a Segunda división y teníamos una situación económica catastrófica. José León propone hablar con Lopera para ver si puede formar parte de la directiva. Estábamos recién descendidos. Lopera, con su intervención, los primeros huecos se fueron tapando. Garantizó los viajes del equipo y se echó a andar. El club económicamente empezó a tener una relación normal, con una viabilidad dentro de los parámetros. Los gastos, atados. El club atendía sus pagos en la medida de lo posible. En prensa era público que Tegasa y Encadesa llevaban la gestión. El fútbol nos ciega cuando estamos ahí metidos, miramos los resultados. Y la gestión se veía bien se confía en la persona”. Hablando de la relación del club con Tegasa y Encadesa, Aguado dijo que “o no pedí nunca los contratos y si los hubiera pedido me los hubieran enseñado. Y no pregunté sobre Tegasa y Encadesa. No conozco los contratos del Betis con ningún otro proveedor. Cuando llegaron, todo lo vimos beneficioso porque salimos del caos. Se respiraba otro ambiente económico aunque desconozco los detalles. Lopera nunca me negó ninguna información. Teníamos mucha confianza en la gestión en ese momento. Tegasa sí atendió gastos de viajes porque no teníamos ni para eso. Me consta que Tegasa se hizo cargo de algunos gastos como de tratamiento de césped o gimnasio. Yo fui a firmar la entrada en el plan de saneamiento y llevaba avales de algunas de las sociedades de Lopera. Me consta que Lopera avaló las contrataciones de futbolistas. Como secretario veía cómo lo firmaba allí mismo. ¿Las cuentas? En los trece años que estuve yo en el consejo no se impugnaron cuentas ni se reclamó más información. Teníamos confianza en la administración de Lopera, no creemos que fuera a perjudicar al Betis”, dijo Aguado para certificar que “la etapa de Lopera ha sido la mejor del Betis deportivamente”.

La defensa de Javier Páez cuestionó a Juan Luis Aguado si lo conocía y éste respondió que “Javier Páez venía mucho al club y nos acompañaba a peñas y a viajes del equipo, pero no tenía ninguna responsabilidad económica en el club. ¿Ana María Ruiz? Ana María Ruiz venía mucho por el club con don Manuel y por eso la conozco. Venía como su persona de confianza. No participaba”, admitió.

Por último, Aguado afirmó que “en el 92 existía un riesgo real de que el Betis desapareciera. Hubiéramos descendido a segunda B si no completamos el plan. Lopera sí ayudó con su gestión a que pudiésemos llegar a ser Sociedad Anónima Deportiva. Él suscribió, con Farusa, la cantidad que los socios no compraron. El préstamo de las cajas lo avalaron cuatro directivos y fue Lopera quien me dio tiempo después los pagarés para cancelarlo”, finalizó su declaración el exconsejero del Betis.