Administradores y oposición trabajan ya para conseguir la Junta por la vía judicial

Por  8:16 h.
Los administradores judiciales del Betis y varias plataformas opositoras comienzan a moverse para obtener la Junta Extraordinaria de Accionistas por el procedimiento judicial, según pudo saber ayer ABC de fuentes cercanas a los nuevos gestores de las acciones de Farusa. En este sentido, Gómez Porrúa y Rafael Gordillo están ya trabajando para poner en marcha la maquinaria judicial si el día 25, cuando se celebre el próximo consejo de administración del Betis, los consejeros no convocan la Junta como han prometido en las reuniones que han mantenido con los dos administradores judiciales.
No obstante, el equipo que lidera Gordillo espera que el consejo le ponga fecha a la Junta, aunque recelan de la voluntad y la palabra que obtuvieron de algunos consejeros. Además, existirían resquicios (la ausencia de algún consejero sin cesión de poderes a otro, la presencia de menos miembros de los que marca los estatutos del club…) por los que, de ser utilizados, la reunión del consejo podría declararse no válida mediante un simple recurso y los administradores, suspicaces ante todo movimiento inesperado, no quieren arriesgarse a otro parón en el actual proceso. Así, los pasos a seguir serían sencillos y comenzarían por registrar en el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla la solicitud de Junta Extraordinaria y, como segunda posibilidad, el recurso ante el mismo Juzgado de Instrucción número 6 —cuya titular es Mercedes Alaya— para que actúe de oficio solicitando la convocatoria. De recurrirse a esta última vía, la Junta no se celebraría, como muy pronto, hasta finales de octubre, dada la paralización que sufren todos los procesos judiciales durante este mes.
En este sentido, ABC puede confirmar que Por Nuestro Betis también ha comenzado a trabajar en este aspecto y tiene preparados todos los documentos para, cuando finalice agosto (inhábil para la Justicia), solicitar la Junta en el Juzgado de lo Mercantil. PNB no confía, tal y como aseguraron fuentes de la plataforma a este periódico, en la voluntad del consejo y quiere que sean los juzgados (bien el de lo Mercantil, bien el de Mercedes Alaya) los que muevan ficha. Además, PNB confirmó que solicitará en la próxima Junta, «se celebre cuando se celebre, a los actuales consejeros la responsabilidad social de todo lo que está sucediendo en el Betis para esclarecer a la sociedad y limpiarla de todos los perjuicios a los que está siendo sometida».
Hoy, nueva reunión
Lo cierto es que las dudas de Porrúa y Gordillo sobre varios (o todos) los miembros del consejo están fundamentadas. Tal y como adelantó ABC, los administradores se pusieron en contacto ayer con el presidente bético, Pepe León, para solicitar toda la información requerida en las reuniones mantenidas. La negativa fue la tónica en todas las respuestas y, como medida, Juan Manuel Gómez Porrúa y Rafael Gordillo se personarán a mediodía de hoy para solicitar de nuevo toda la documentación que necesitan. Habrá que ver cuál será la reacción del consejo, que sigue escudándose en las vacaciones de su secretario, Jaime Rodríguez-Sacristán, encargado de facilitar toda la documentación. Sobre la mesa estarán las últimas operaciones en la plantilla y la salida de Carlos Bucero de la entidad como temas más relevancia. Posteriormente, Porrúa y Gordillo se reunirán también con otra de las plataformas opositoras (Béticos por el Villamarín) en un conocido restaurante sevillano para intercambiar opiniones y, por qué no, seguir diseñando la hoja de ruta necesaria para afrontar el cambio en los órganos de gobierno de la entidad.