«Llegó otro para mi puesto, pero espero que sea mi año»

Por  8:53 h.
Caffa posa para ABC de SevillaCon tono amable y buena predisposición, como en él es habitual, recibe al periodista de ABC de Sevilla con una amplia sonrisa. Sabe que las preguntas serán comprometidas, que se espera mucho de él esta temporada y que vuelve a recibir a un compañero nuevo en su puesto, Momo, con el que tendrá que pelear por la titularidad. Juan Pablo Caffa confía en callar todas las bocas que lo criticaron el año pasado y, más allá de la inestabilidad que reina en el club, espera devolverles a la afición el duro golpe de la temporada anterior con un ascenso tranquilo.
—Sabemos que no va a ser fácil, que estarán pendientes de nosotros como el año pasado, pero tenemos que pelear desde el primer día por el ascenso. Espero que todo sea distinto, que el equipo se enchufe desde el inicio y podamos revertir ese palo…
—Sí, porque fue tremendo…
—Enorme. Uno, de vacaciones, ni siquiera comprendía cómo se nos había escapado. Lo tuvimos en la mano. Sobre todo en la segunda vuelta, con el apoyo de la afición…
—¿Están ilusionados por subir?
—Sí. Todos. Estamos trabajando bien y más en mi caso, que no tuve casi pretemporada el año pasado por mi lesión. La situación ahora es como cuando llegó Víctor y fuimos a Cartagena, que parecía imposible y no se logró por un tanto.
—Se sigue viendo a un grupo unido, cohesionado…
—Los que llegaron están integrados y el grupo sigue fuerte, unido. Eso es importante.
—Y eso con todo lo que está lloviendo no es fácil. ¿Se puede mirar hacia otro lado cuando el club vive un periodo de inestabilidad como el actual?
—Nosotros no podemos pensar en eso, tenemos que mirar hacia otro lado y confiar en que todo se solucione. Luis (se refiere a Oliver) nos vino a hablar, nos aclaró todo y no queremos pensar en nada que no sea el balón.
—¿Ni en los pagarés?
—No debemos. Son asuntos en los que no tenemos que entrar…
—¿Ni en el futuro, como otros compañeros?
—No me afecta. Nunca me he planteado salir ni buscar otra cosa. Sólo en trabajar.
—¿Qué le ha pedido Mel a Caffa?
—Lo mismo que a todo el grupo. Tiene las ideas claras y eso es fundamental. Quiere trabajo, buen juego y resultados. Sobre todo resultados. El resto no nos debe importar.
—Confíeseme. ¿Le viene mejor que no siga Víctor?
—(Duda un instante). No lo sé… Terminé jugando, pero sobre todo porque al principio me pasó mucha factura la lesión que tuve. De no ser así, quizá hubiese jugado desde el inicio con Tapia y luego me hubiese costado menos tener minutos con Víctor.
—Lo que es verdad es que ha llegado Momo para su puesto…
—No me sorprendió. Todos los años traen a alguien en mi posición. Pero ahí estoy yo. Eso hace que uno nunca que se sienta con seguridad, con confianza, pero espero estar ahí y tener minutos. Ojalá sea mi año…