El cambio en la fecha de la junta de accionistas, siguiente capítulo

Por  5:46 h.
La intención del consejo de administración del Betis, expresada por Luis Oliver, de suspender la Junta Extraordinaria de Accionistas que ha sido convocada formalmente a través del Borme (Boletín Oficial del Registro Mercantil) y con una publicación en un medio escrito de información general para el 20 de agosto se va a convetir en el siguiente caballo de batalla entre los actuales rectores del club y la oposición, como se puede leer en ABC de Sevilla.
Ocurre que el deseo de suspender la ya convocada junta responde a la intención del consejo de conservar su mando en el club, al menos, hasta diciembre, cuando debe ser convocada la asamblea ordinaria (el ajustado reparto accionarial hace prever una intensa lucha por cada participación suelta), pero va a provocar que los representantes de la acusación contra Lopera en el caso por presunto delito societario y apropiación indebida vayan a presentar estos días un escrito ante el Juzgado de Instrucción número 6 en el que se pondrá en conocimiento de la magistrada Mercedes Alaya para alertarle de esta irregularidad, así como pedir que se aplique lo antes posible la intervención judicial de las acciones de Farusa para que un administrador ordenado por el citado juzgado entre en el consejo y fiscalice las decisiones que éste vaya a tomar en las próximas fechas. Se considera desde la oposición que la permanencia de Oliver en la directiva no es admisible toda vez que su entrada se debía a que iba a ser el comprador de unas acciones que ahora no tienen valor decisorio. En breve, los letrados de las acusaciones (PNB, LJB y BXV) se reunirán para seguir impulsando actuaciones en este sentido.
La sobrina de Lopera
El pasado jueves, Oliver decidió despedir a María del Carmen Calderón, sobrina de Lopera y hasta ahora responsable de las taquillas del club, después de que aparecieran unas imágenes suyas en la prensa acompañando al ex consejero delegado a su salida del juzgado en el que prestó declaración como imputado. Es el segundo despido de gente afín a Lopera, tras el de su director de comunicación, Iván Larriba.