Chico viene a Sevilla; hasta cinco salidas antes del cierre del plazo

Por  1:03 h.

Emana y Nelson se marcharánEl plazo de fichajes se cierra mañana y el Betis tiene mucho trabajo por delante. En las próximas horas debe confirmar varios refuerzos, indeterminados al no conocer aún el número de salidas, pero por lo pronto llegará hoy mismo el brasileño Chico a Sevilla para pasar los exámenes médicos y solucionar los flecos de su contrato, que ya está apalabrado. Mientras, se negocia hasta en cinco frentes para aligerar la plantilla: Ricardo, Casto, Emana, Nelson y Rodri. Ninguno de ellos jugó ayer y tienen más de un pie fuera, pero si el club no consigue lo que espera, no aceptará las marchas, de ahí que haya que esperar al resultado de las negociaciones emprendidas, como se puede leer en ABC de Sevilla.

La llegada de Chico está confirmada por su club, el Atlético Paranaense, que en su web oficial anunciaba la autorización al jugador para viajar a España para cerrar el pase, valorado en un millón de euros. El salario del futbolista no será demasiado alto, ya que el Betis ha aplicado límites salariales estrictos esta campaña. Será el octavo fichaje. Con el uruguayo Ribas hay problemas porque su buen inicio ha provocado que su club, el Dijon francés, pretenda renovarle.

Mientras, las salidas también serán novedosas. Emana espera novedades procedentes del Galatasaray, que no mueve su oferta ni las formas de pago que ha rechazado el Betis. Su triunfo de ayer ante el Eskisehirspor (1-3) no ayuda a que la oferta suba. Las negociaciones para la marcha de Nelson continuarán hoy. Camacho no se olvida del portugués y está por ver si Osasuna asume el pago íntegro de su ficha. El jugador estaba ayer en Heliópolis siguiendo al que todavía es su equipo. Si se marcha será sólo cedido. Con Ricardo, que no tendrá ficha, la situación es más complicada, ya que apenas tiene mercado ya que es portero y quedan horas para el cierre del plazo. También complicada es la situación de Casto, quien no fue convocado por Mel (llamó a Razak) y que tenía ofertas de clubes interesantes que el Betis fue rechazando porque pedía dinero por él. Ahora espera una fugaz operación que no parece fácil por la premura de tiempo. Con Rodri, tal y como anunciamos, el club pretende una cesión para que goce de más minutos fuera. Ayer tampoco entró en la lista de convocados.