Compás de espera por Geijo y freno a la llegada de centrales

Por  0:59 h.

El acuerdo entre el Betis y Geijo está muy cercano. Es el delantero elegido para cubrir, al menos, la ficha de Dani y en las últimas horas se han intensificado los contactos. Sin embargo, hay nuevas circunstancias, ya que el fútbol está vivo. No sólo que la negociación con el futbolista no iba a ser tan sencilla como se preveía, sino que el buen momento del Racing y las semanas que lleva esperando una respuesta bética han hecho que el club cántabro opte ahora por aguantar hasta que llegue un repuesto, dado que está a un paso de la final copera y no quiere mermar su plantel, como se puede leer en ABC de Sevilla.

Ayer se negoció en profundidad por vez primera con Geijo y sus representantes. El acuerdo no es sencillo porque el contrato de cesión incluye una opción de compra y por ahí aparecen los flecos. También con el Racing, con el que todo parecía acordado hasta que el club cántabro ha pedido más tiempo hasta que encuentre a otro delantero, una tarea harto difícil puesto que está con altas miras (se habla hasta de Pavlyuchenko). También apareció, en un momento dado, cierta reticencia del futbolista a abandonar un equipo tan lanzado como el racinguista no sólo después de marcar su primer gol allí, sino por tener la oportunidad de disputar un título como la Copa del Rey, ya que están en semifinales.

A la espera de lo que suceda con Geijo, Pavone sigue aguardando noticias de sus agentes para conocer si estará jugando en el Catania en los próximos días. Así se expresaba el jugador en Canal Sur Radio: «A día de hoy, no sé si jugaré ante el Córdoba. Sí me siento querido en el Betis, pero no sé si voy a estar el domingo o no. No me he metido mucho, lo he dejado en manos de mi representante, porque cada día te dicen una cosa. Si me toca quedarme, lo daré todo para conseguir el ascenso y si me voy, probaré una nueva cosa. Hoy por hoy, estoy pensando en el partido del domingo y en ser titular».

Mientras, en el club bético también hubo novedades con respecto a la salida y llegada de centrales. Víctor Fernández frenó de inicio la marcha de Nano porque quiere evaluar lo que tiene en la plantilla antes de tomar una decisión. Por ahora el aragonés considera que con lo que hay tiene suficiente para acabar la temporada en esa posición, tanto en número como en calidad. A ello se le ha unido que las opciones que se han encontrado en el mercado (Djordjevic, Ponce) no son del agrado del nuevo técnico, que no cree que ninguno de ellos vaya a mejorar lo que ya tiene en su plantilla. Esta decisión tuvo su efecto en el entrenamiento de ayer, donde los jugadores de esa demarcación estuvieron más motivados de lo normal, sobre todo Nano, que ha visto cómo recupera opciones de jugar después de haber estado en el ostracismo durante la etapa de Tapia, con quien no jugó nada.