Sigue vivo

Por  12:00 h.

Por mucho que se haya negado desde el club, el Betis jugaba hoy una final, y el resultado ha sido positivo. Los verdiblancos se han impuesto a su rival más directo en estos momentos, en un encuentro en el que todo lo que fuera perder hubiera significado un fracaso, ya que hubiera sido sinónimo de olvidarse de ascender este año. El cuadro bético jugó bien y marcó en los inicios de las dos partes, algo que le sirvió para imponerse por primera vez en la temporada a uno de los equipos de arriba. De este modo, el Betis sigue vivo, se coloca a cinco puntos del Cartagena, distancia más que considerable, pero asumible. Sólo ha dado el primer paso de muchos que quedan por delante, tantos como partidos hasta junio, pero la realidad es que las cosas se ve de manera totalmente diferente. Eso sí, de nada sirve ganar hoy si no se hace lo mismo la próxima semana. Es lo que tiene no haber hecho los deberes a tiempo, que todo son finales.

Cartagena 1 Real Betis 2
1 – Cartagena
Rubén: Clavero, Txiki, Cygan, Expósito; Quintero, Mariano, Longás, Lafuente (Tato, min. 41); De Lucas y Toché.
2 – Real Betis
Goitia; Damiá, Melli, Carlos García, Nacho; Arzu, Mehmet Aurelio, Juanma (Iriney, min. 60); Pereira (Vega, min. 80), Emana (Capi, min. 68) y Sergio García.
Goles
0-1: Pereira, min. 6. 0-2: Mehmet Aurelio, min. 49. 1-2: Tato, min. 75
Árbitro
Jaime Latre (Colegio Aragonés). Amonestó a Melli, Damiá, Clavero, Cygan, Fernando Vega

El Betis volvió a salir enchufado desde el principio y esa actitud le dio resultado casi nada más empezar el partido. Los hombres de Víctor Fernández dominaron el esférico desde el inicio y tuvo presencia el área rival, lo que le sirvió para adelantarse en el minuto 6. Jonathan Pereira se fabricó un tanto que hacía justicia a la salida del equipo. El gol no hizo más que dar alas al Betis, que continuó mandando en el partido y mereció algo más en los siguientes minutos. Hasta el 30, el cuadro verdiblanco fue amo y señor del encuentro y, de hecho, tendría que haber llegado a ese momento con el 0-2 en el marcador, ya que el linier señaló fuera de juego cuando Pereira estaba en posición correcta. A partir de dicho minuto el Cartagena, que hay que recordar que es el tercero de la tabla y no tiene nada que ver con equipos como Recreativo o Albacete, comenzó a despertar. Aunque el Betis se defendió bien, los locales tuvieron una ocasión clarísima para empatar, en un fallo garrafal de Melli. Afortunadamente Toché la envió fuera inexplicablemente.
Tras el descanso volvió la mejor versión del Betis y, de nuevo, el gol. Otra vez casi sin tiempo para que los dos equipos se colocasen sobre el terreno de juego, los hombres de Víctor Fernández buscaron la portería rival y el tanto de Mehmet Aurelio llegó en el 49. El turco volvía a la titularidad y, una vez más, demostró que tiene llegada y gol. El Cartagena quedó muy tocado y, aunque intentó reaccionar, no creó excesivo peligro. El Betis continuó bien plantado y Víctor comenzó a pensar más en mantener el resultado que en buscar ampliarlo. Dio entrada a Iriney por Juanma, que volvía tras una lesión, y se notó un paso atrás de los verdiblancos. Pero el Cartagena no lo supo aprovechar hasta el minuto 75, en una jugada de Balboa por la derecha, que sirvió para Tato, quien puso el 1-2.
Segunda victoria de Víctor
Desde la llegada del técnico maño se había mejorado bastante la imagen, el juego, pero los resultados no acompañaban. Víctor sólo ganó el día de su debut en Córdoba, el resto habían sido empates, algo que hoy se ha roto. Tras el tanto del Cartagena el Betis no se descompuso y, aunque el mando del partido pasó a los locales, en ningún momento pasó apuros. Defendió bien, ya que la parte de arriba quedó desierta tras los cambios de Emana y Pereira. Además, en el día de hoy daba igual cómo se jugara, sólo importaba ganar y seguir con vida en la Liga Adelante, ya que hubiera sido bastante triste despedirse de la competición en febrero. El Betis supo jugar el partido y ahora sólo falta que lo de hoy no haya sido un espejismo. Jugando así, con gol y sin fallos infantiles, este equipo puede ganar muchos partidos, ya que se ha demostrado que todos los de arriba también están fallando.