Ganar como costumbre

Por  21:45 h.

Mal partido de los verdiblancos, el peor desde que llegó Víctor Fernández, pero nueva victoria que los aúpa, tres meses después, a los puestos de ascenso. Es cierto que van dos semanas en las que el sello del maño no se ve. No se juega bien, no se pasa por encima del rival, pero jornada a jornada se consigue ganar. Con los tres puntos de hoy se consigue un doce de doce que era impensable hace poco más de un mes. Este equipo ya apunta a lo que debía, a Primera, pero desgraciadamente la desastrosa primera vuelta impide lanzar las campanas al vuelo, porque ni más ni menos se ha situado donde debía. Empieza una nueva Liga, desde cero al estar empatado con el Cartagena, pero con la ventaja de que el Betis ha cogido carrerilla.

Real Betis 2 Castellón 0
2 – Real Betis
Goitia; Damiá, Melli, Carlos García, Nacho; Arzu, Mehmet Aurelio; Juanma (Rodri, min. 68), Emana (Capi, min. 50), Pereira; y Sergio García.
0 – Castellón
Lledó; Campos, César, Pol bueno, Reyes; Dani Pendín, Mario Ortiz, Matecón, Ricardo Páez; Ulloa y Palanca.
Goles
1-0, min. 14: Pereira. 2-0, min. 86: Sergio García
Árbitro
Trujillo Suárez (Colegio tinerfeño). Mostró tarjeta amarilla a Goitia, Mehmet Aurelo, Ulloa, Xisco Campos, Pendín, Capi. Incidencias
Unos 25.000 espectadores en el Ruiz de Lopera. Césped en perfectas condiciones. Los ultras del Betis no acudieron como grupo al partido y mostraron una pancarta en la que se podía leer ‘La tele está matando el fútbol’

El conjunto verdiblanco no comenzó bien el partido, aunque, eso sí, dominó el esférico desde el inicio. Le faltó frescura en los primeros minutos y se notó porque no llegaron las ocasiones tempraneras que siempre tiene el Betis. Poco a poco los béticos despertaron y empezaron a tener llegadas al área rival. Y tan sólo con unas pinceladas del Betis de Víctor llegó el gol. En estos momentos el equipo verdiblanco es muy superior a sus rivales, y más si el que está enfrente es el colista. Con muy poco, y a balón parado, Jonathan Pereira marcó su gol de todas las jornadas. En un córner sacado por Sergio García, el menudo delantero empalmó un balón dentro del área y batió al meta rival. El tanto, en vez de servir para dar alas, lo utilizó el Betis para dormir el partido, distando mucho del equipo que se ha visto desde la llegada del técnico maño. Y así se llegó al descanso.

En la reanudación el encuentro continuó igual e, incluso, el Castellón tuvo por partes más la pelota. El Betis dio varios pasos atrás y, aunque no pasó apuros reales, es cierto que no hubo tranquilidad. Si en Irún ya se vio la peor versión de la era Víctor Fernández, ante el Castellón el equipo lo hizo aún peor, sobre todo porque enfrente estaba el colista de la categoría. Y es que cuando el cuadro bético no lleva la manija del encuentro y no defiende atacando, lo acusa excesivamente. Como nota positiva, hay que destacar la buena línea que está mostrando la defensa, la cual se mostró segura en todo momento.

Emana, otra vez desastroso

Víctor Fernández movió el banquillo desde el inicio de la segunda mitad para cambiar la dinámica del partido, de hecho Emana fue sustituido por Capi en el minuto 50. Y es que el camerunés volvió a mostrarse pasivo y a errar en todas las acciones. La entrada del camero dio más consistencia al centro del campo, algo necesario en la segunda mitad. También entraron Rodri y Caffa, pero ninguno de los dos aportó en ataque y el Betis no llegó al área contraria. Hasta que el árbitro pitó el final, la sensación fue que el empate estaba más cerca que la sentencia, pero este equipo ya ha demostrado que no tiene nada que ver con el de Tapia y gana aunque juegue mal (Sergio García marco en el 86 el tanto de la tranquilidad), que es lo que realmente importa en estos momentos de la temporada donde todos los rivales están pinchando.