«Ahora estamos en una situación privilegiada que no garantiza nada»

Por  9:29 h.
«Nuestro objetivo no es sólo no dejar los puestos de descenso, sino ganar el próximo partido, y el otro, el otro…». Así de ambicioso se muestra Damiá, cuya irrupción con continuidad en la titularidad del equipo nació en Cartagena y ha coincidido, entre otras cosas por su aportación, con la racha positiva que se disfruta hoy en Heliópolis. El catalán no quiere euforias desmedidas y prefier aferrarse al tópico de partido a partido para evitar alegrías precipitadas, como se puede leer en ABC de Sevilla.
«Es evidente que al ser terceros dependemos de nosotros mismos y eso es una ventaja, pero debemos situarnos unas semanas atrás y pensar que la actual era una situación que deseábamos alcanzar. Entonces la brecha de puntos era importante porque en cuatro jornadas hemos recuperado hasta ocho, que son muchos. Sin embargo, no hay nada hecho y debemos seguir así», señalaba el lateral diestro, quien justificaba su prudencia: «Pensar más allá del próximo partido te puede crear una ansiedad innecesaria. Ahora mostramos ilusión y ganas de subir, pero hay que continuar con los buenos resultados».
Y trata de eludir la euforia. «El ascenso sigue siendo un objetivo, no hemos conseguido nada. Ahora estamos en una situación privilegiada que no garantiza nada. Quedan trece partidos. Es cierto que pocos equipos este año han ganado cuatro partidos seguidos y que es muy difícil hacer eso, pero hay que plantearse sólo el sábado. Hemos dado un zarpazo importante, pero tenemos que hacer más, porque no creo que los de arriba sigan pinchando mucho más. En esta categoría no te puedes relajar nunca. El Hércules perdió con el Castellón, por ejemplo. Las superioridades teóricas hay que demostrarlas y eso ya lo vivimos esta misma temproada. Creo que tenemos la mejor plantilla de la Liga pero estamos terceros y eso quiere decir que todos pelean aquí a muerte, como ahora estamos haciendo nosotros», asegura el jugador nacido en Figueras.
La satisfacción de Damiá es doble, porque la buena racha del equipo coincide con su reaparición como titular. «Siempre alegra entrar con buen pie y de momento estoy satisfecho. Cuando Nelson también estaba bien yo seguía participando, pero lo mejor es la competencia. Eso siempre ayuda y él está a punto de recuperarse y eso es positivo para todos», señala el zaguero catalán, que también reconoce que el del sábado será un partido especial al medirse al Gerona, el equipo de su tierra: «Coincidiré con muchos compañeros con los que he jugado en Primera, Segunda B y Tercera. Es algo gracioso y me hace ilusión, pero ojalá se tengan que ir con un saco y los tres puntos se queden».