De sesiones a puerta cerrada al casi lleno en la ciudad deportiva

Por  1:00 h.

El buen ambiente que se ha instalado en el equipo después de las tres victorias consecutivas se está contagiando a todo el beticismo. Los futbolistas se muestran más alegres incluso en los entrenamientos, mientras que la afición responde para seguir a sus jugadores hasta en los entrenamientos, ya que ayer se produjo un casi lleno en la ciudad deportiva para asistir a la sesión vespertina, la primera de esta semana. Unos 300 seguidores acompañaron la evolución de los hombres de Víctor Fernández vitoreando y jaleando cada movimiento de los heliopolitanos, como se puede leer en ABC de Sevilla.

La felicidad entre los futbolistas era evidente durante toda la sesión. Ha pasado el equipo bético de tener que entrenarse a puerta cerrada en los estertores de la etapa de Antonio Tapia a contabilizar un casi lleno en las gradas de la ciudad deportiva en poco más de un mes. La confianza está por las nubes y eso se nota. Quizás en el partido ante el Castellón no tenga el reflejo deseado en las gradas debido a que se disputará el lunes por la noche, pero sí podría verse con el Gerona, duelo que seguramente se juegue en sábado.