José Aurelio Ruiz Piñas, abogado de BXV (Foto: Rocío Ruz).
José Aurelio Ruiz Piñas, abogado de BXV (Foto: Rocío Ruz).

Betis: el embargo de las acciones como obstáculo

La Audiencia debe decidir si levanta la medida cautelar para que puedan ser repartidas entre los béticos tras la salida del club, LJB y PNB del caso

Por  4:51 h.

La primera sesión del juicio contra Manuel Ruiz de Lopera y sus colaboradores en la gestión del Betis tras el pacto suscrito a finales de julio fue movida. El acuerdo condicionó la cita, en la que estaba prevista la declaración de un perito, que se producirá hoy. El Betis, Liga de Juristas Béticos (LJB) y Por Nuestro Betis (PNB) solicitaron quedar fuera del procedimiento, como así acordó finalmente la Sección Tercera, en virtud del acuerdo con Lopera. La voz discordante la puso Béticos por el Villamarín (BXV)que mostró de manera verbal y por escrito su oposición a un acuerdo que considera «ilícito» y de cuya legitimidad por parte del consejo duda. La Fiscalía aceptó los términos del acuerdo rebajando a seis meses, conmutables por 3.600 euros de multa, la pena solicitada a Lopera considerando que el Betis «se da por satisfecho y resarcido». Sin embargo, el tribunal no se pronunció sobre las medidas cautelares que aún pesan sobre el paquete mayoritario del 51,34 por ciento. En el verano de 2015 las levantó parcialmente pero aún se mantiene el embargo de estas participaciones, lo que condicionaría la puesta a disposición de los béticos de las mismas según los términos pactados en el acuerdo de julio.
Lopera no asistió a la sesión de ayer al solicitar una dispensa. Los únicos acusados que lo hicieron fueron Javier Páez y Guillermo Molina. La Fiscalía fue muy contundente al defender su posición favorable al acuerdo. También lo hará, cuando sea oportuno, para tratar de levantar las medidas cautelares que mantienen embargadas las acciones. El Betis, LJB y PNB no van a poder defender esta posición una vez fuera del caso. Sin embargo, los efectos del acuerdo con Lopera sí dependen de este paso, puesto que la intención final es que estas acciones sean puestas a disposición de los béticos en los próximos meses y el embargo dificulta este paso, aunque no lo imposibilita. La rotunda negativa de BXV a incorporarse al pacto impidió ayer, de hecho, no sólo que estas medidas se alzaran de inmediato, sino que provoca que el juicio deba seguir.
En su turno y por escrito, José Aurelio Ruiz Piñas, abogado de BXV, consideró «ilícito» el acuerdo y trató de exponer que el consejo de administración del club no está «legitimado» para adoptar una decisión así. A pesar de señalar que su asociación «no tiene conocimiento» de los términos del acuerdo, expuso su disconformidad con profusos detalles. «No entendemos que pueda haber una sentencia de conformidad puesto que la acusación más grave, la nuestra, se mantiene», aseguraba mientras que defendía su posición como acusación particular para defender la satisfacción de sus derechos. «Tenemos muchas dudas de legalidad en este convenio transaccional y también sobre si interesa a la sociedad, ya que el órgano de gobierno no sólo tiene la legitimación. La competencia del consejo es más que dudosa ya que funciona con el 40 por ciento de su capital social», afirmaba el abogado de BXV, quien no entendía las «prisas» por llegar a un acuerdo cuando «restan dos o tres meses para acabar este procedimiento». «No hay contraprestación de ningún tipo», insistía. Y ponía el acento en el acuerdo con Bitton del 17 de marzo: «Es manifiestamente ilícito porque es difícil de entender los cambios de titularidad de las acciones en función de lo que le interese al consejo». Por último, sentenciaba: «No entendemos qué tiene de beneficio para el Betis este convenio si da quince millones y renuncia a las acciones penales y civiles». Y por ello solicitó como medida cautelar la suspensión de los efectos del acuerdo con Lopera y Oliver de julio.
Tras la intervención de Ruiz Piñas en contra del acuerdo y la renuncia de las acusaciones, el resto de partes han defendido la bondad del pacto y respondieron de manera contundente. Ricardo Astorga, que defiende a Farusa, fue el primero en exponer su visión: «De la intervención del compañero he pensado si estábamos en la sección que nos ocupa o en lo Mercantil. Ha sido sorprendente. Alude a cuestiones anteriores a julio y ante las que no consta que haya ninguna impugnación. Y ya están caducadas. Se alude a un supuesto desconocimiento del acuerdo cuando se han dado detalles precisos del mismo. Llama la atención que pretenda discutir la acción del consejo porque es falso que no tenga competencia, que es exclusiva y excluyente. Que lo hubiera impugnado en su sitio oportuno».
Encarnación Molino, abogada de Lopera, se encargaba de destacar la «transparencia» con la que han obrado las partes. Y José Manuel García-Quílez, también del despacho Montero Aramburu, exigía a Ruiz Piñas que aclarara su petición y si ésta era «suspender la causa penal hasta que se dilucide en el Supremo dentro de ocho o diez años las impugnaciones que realizará al consejo». Antonio Ocaña, que representa al Betis, defendió que puede desistir de su ejercicio en cualquier momento. Adolfo Cuéllar, de la LJB, también recordaba la «complejidad» de los asuntos que derivan en el acuerdo suscrito y que el consejo del Betis está legitimado para la renuncia y tuvo el respaldo de la junta del 29 de junio. Además, Pedro Rodríguez de la Borbolla, de PNB, consideraba «extraño y paradójico» que BXV mantuviera su posición pretendiendo «intervenir en interés del Betis cuando su competencia la tiene el consejo».

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Feddal, las tarjetas y el derbi: “Estoy un poco ‘cagado’; quiero jugarlo como sea" https://t.co/x8uW94PKCA #Betis vía @rmarcasev - 24 mins ago