gol-boudebouz-esp

Betis-Espanyol (3-0): Lanzado hacia Europa

Junior, Boudebouz y Francis fueron los goleadores

Por  22:36 h.
Betis
3
Espanyol
0
Adán; Mandi, Bartra, Amat; Francis, Javi García, Fabián, Guardado (Durmisi, m. 71), Junior; Boudebouz (Tello, m. 80) y Loren (Sergio León, m. 74).
Pau López; Marc Navarro, Duarte, David López, Aarón; Granero (Didac, m, 81), Víctor Sánchez, Carlos Sánchez, Piatti (Darder, m. 46); Baptistao (Sergio García, m. 69) y Gerard Moreno.
1-0, m. 34: Junior. 2-0, m. 54: Boudebouz. 3-0, m. 69: Francis.
De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó a Víctor Sánchez, Francis
Benito Villamarín. 31.230 espectadores.

Europa. Con todas sus letras. Hasta el final. Luego ya se verá qué pasa, ya se verá si el Betis aguanta, pero, por lo pronto, ahí están los de Setién. Con los deberes hechos justo antes del parón. La jornada se presentaba como la ocasión perfecta para dar otro paso de gigante y, a la espera de lo que haga este domingo el Girona con el Real Madrid, los verdiblancos han cumplido su cometido. Salvo goleada en contra de los catalanes, el Betis no se pondrá séptimo, pero sí podría disfrutar de estos días de descanso con los mismos puntos que la gran revelación de la temporada. Eso ya no depende de los de Heliópolis, quienes hoy sí dejaron claro desde el inicio que se han tomado muy en serio su nuevo objetivo: luchar por Europa hasta el final. El dominio de los verdiblancos fue total de inicio a fin y estuvo acompañado del gol. De los goles. Se hablará bastante de algunos de ellos porque Pau López, que ya ha firmado con el Betis para el año que viene, no estuvo fino, pero la realidad es que el único equipo que mereció la victoria fue el local. Junior, Boudebouz y Francis fueron los que pusieron el 3-0 en el marcador en una noche pasada por agua que tuvo final feliz.

El Betis dejó claro desde el principio que se jugaba más que su rival. Los verdiblancos, desde hace unos días, no esconden que su objetivo es pelear por estar en Europa la temporada que viene, y eso pasa por ganar los máximos puntos posibles. Por su parte el Espanyol llegaba a Heliópolis con la ilusión de reengancharse a esa lucha, pero lo cierto es que por la puesta en la escena no lo demostró. Y es que los de Quique Setién salieron a por los tres puntos desde que el colegiado pitó el inicio del duelo. Con vuelta a la defensa de cinco y con sólo Boudebouz y Loren como jugadores plenamente atacantes, los locales tuvieron la pelota y dominaron el centro del campo. Atrás no pasaron ningún tipo de problema y arriba, aunque sin ocasiones claras, sí fueron apareciendo. Costó, de hecho hasta el minuto 20 no llegó el primer disparo a puerta (Boudebouz, desde lejos), pero el Betis siempre dio una versión más fiable que la de su oponente. Y a partir de ahí sí fue acercándose con más peligro. Aun así, le faltó finalizar bien las jugadas, aunque el 1-0 subiría al marcador antes del descanso. Tras varios apagones, encendido de los aspersores y algún paraguas volando sobre el terreno de juego, Junior aprovechó un error de Granero, primero, y de Pau López, después, para adelantar al Betis. El centrocampista dejó solo al lateral bético, mientras que el portero, que el año que viene jugará como bético, no atrapó el flojo remate de cabeza del dominicano. Se hacía justicia así a lo visto durante la primera mitad, en la cual sólo hubo un equipo que buscó la victoria.

Quique Sánchez Flores buscó la reacción tras el paso por los vestuarios y dio entrada a Darder por Piatti, aunque le sirvió de bastante poco. El Betis volvió a salir mucho más enchufado que el rival, combinando bien y buscando con más verticalidad la portería de Pau López. Y así llegó el 2-0 al marcador de un Benito Villamarín que registró una entrada de 31.230 espectadores, dato más que elogiable teniendo en cuenta el diluvio durante todo el encuentro. Boudebouz fue el autor de un tanto que llegó tras una buena jugada de los verdiblancos y una definición perfecta del argelino. Fue entonces el único momento en el que el Espanyol presionó algo, en el que buscó la portería de Adán, pero fue un espejismo. Un ataque de amor propio, porque el Betis volvió a hacerse con el esférico y a buscar el área contrario. Y obtuvo, de nuevo, premio. En esta ocasión fue otro canterano, otra apuesta de Setién, el que hizo el 3-0. Francis disparó desde dentro del área y Pau López volvió a estar desafortunado. Ya sólo faltaba que pasaran los minutos y que el técnico bético le diera descanso a unos y oportunidades a otros. Y eso es lo que ocurrió. El marcador nos e movió más y el Betis sumó tres puntos fundamentales para dejar claro que se toma muy en serio el objetivo europeo.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
@pilarlarrondo @Pepeizquierdo76 una señal, Pepe... - 9 horas ago